Detenido en un geriátrico abandonado el autor de 16 robos en verano en Santa Pola

Cuando comenzó la investigación, los agentes se percataron de que los huecos por los que el autor había entrado a los locales eran tan estrechos que tan solo una persona de extrema delgadez o un niño podría pasar por ellos

Juega Limpio Orihuela

La Guardia Civil ha detenido en Santa Pola (Alicante) a un hombre de 50 años como presunto autor de hasta 16 delitos de robo con fuerza en establecimientos comerciales. El sospechoso fue localizado en la habitación de un geriátrico abandonado que utilizaba como domicilio, tras lo que ha ingresado en prisión.

Durante los dos últimos meses, los comercios hosteleros en Santa Pola, especialmente de la zona centro, han sufrido un aumento de robos en los que, tras forzar el rejado de puertas o ventanas, accedían al local y sustraían el dinero que había en las cajas registradoras y en los botes de las propinas de los camareros, informa el instituto armado en un comunicado.

Cuando comenzó la investigación, los agentes se percataron de que los huecos por los que el autor había entrado a los locales eran tan estrechos que tan solo una persona de extrema delgadez o un niño podría pasar por ellos.

En otras ocasiones, el robo no se había producido rompiendo la reja sino saltando una altura considerable, por lo que, además de delgada, esa persona tenía que ser bastante ágil, explican desde la Benemérita.

Tras un estudio de las denuncias interpuestas y el análisis de las pruebas, las sospechas se centraron en un antiguo conocido de los agentes. Se trataba de un hombre que ya había ingresado anteriormente en prisión, a causa de su amplio historial delictivo relacionado con hechos similares.

A pesar de ello, fue difícil dar con el sospechoso porque tomaba extremas precauciones para no ser grabado por las cámaras de vigilancia. Otra de las dificultades con la que se enfrentaron los investigadores fue que no tenía domicilio conocido.

Sin embargo, los dispositivos de búsqueda dieron su resultado cuando vieron al sospechoso adentrarse en las instalaciones de un geriátrico abandonado de Santa Pola. El hombre fue localizado en la habitación cerrada con llave que utilizaba como domicilio.

En el registro del habitáculo, realizado de forma voluntaria junto a su abogada, se encontraron varios objetos sustraídos que ya han sido reconocidos por sus propietarios, herramientas utilizadas en los robos y la ropa usada para ocultarse de las cámaras de seguridad.

Este hombre, español de 50 años, ha sido detenido como presunto autor de 16 robos en comercios. Ha ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial. En la operación han participado efectivos del área de investigación de la Guardia Civil de Santa Pola.