Detenidas tres personas en Alicante acusadas de robo tras una persecución por la autovía

Tras escapar a gran velocidad, fueron interceptadas después de una persecución por la autovía.

Juega Limpio Orihuela

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a tres personas a las que se acusa del robo de una mochila y de intentar atropellar al propietario en su huída. Tras escapar a gran velocidad, fueron interceptadas después de una persecución por la autovía.

Según ha informado este cuerpo de seguridad en un comunicado, los detenidos, de nacionalidad cubana, ecuatoriana y colombiana, tienen entre 19 y 41 años y se les atribuyen los delitos de robo con violencia, atentado agente de la autoridad y delito contra la seguridad del tráfico. Todos ellos han sido puestos a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron en Gran Alacant (Santa Pola), cuando una persona estaba esperando en una parada de taxi. Un vehículo paró a su altura y uno de los ocupantes le preguntó por una dirección mientras otro aprovechó la distracción para quitarle una mochila que había dejado en el suelo.

Cuando los asaltantes subieron al vehículo, el perjudicado se percató del robo e intentó detener el vehículo poniéndose delante y librándose por poco de ser atropellado, han indicado las mismas fuentes.

La escena fue vista por un policía que estaba fuera de servicio y que siguió al vehículo de los presuntos autores del robo, mientras avisaba también al 091 de lo ocurrido. Estas personas se percataron de que estaban siendo seguidas y decidieron parar el vehículo y apearse del mismo para amenazar a la persona que les seguía.

A la persecución se unieron tres indicativos de la Policía Nacional y continuó durante varios minutos hasta que, finalmente, los agentes lograron detener el vehículo y proceder a la detención de los presuntos autores del robo. Estas personas, lejos de entregarse de manera pacífica, mostraron una fuerte resistencia y los policías tuvieron que emplearse a fondo para conseguir arrestarlos.

Durante la persecución los detenidos arrojaron la mochila que habían sustraído por la ventanilla del vehículo, aunque los agentes consiguieron recuperar parte del botín, que fue entregado posteriormente a su legítimo propietario.