Descubren a un prófugo italiano en un operativo antidroga en Benidorm

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benidorm a un fugitivo italiano de 48 años que permanecía huido de la justicia española desde hacía más de medio año.

Juega Limpio Orihuela

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benidorm a un fugitivo italiano de 48 años que permanecía huido de la justicia española desde hacía más de medio año. La detención se ha llevado a cabo en el marco de una operación antidroga en la que se ha detenido a seis personas, ha informado la Comisaría provincial.

La investigación arrancó cuando se supo de la existencia de personas que podían estar traficando con sustancias estupefacientes utilizando para ello un establecimiento ubicado en Benidorm.

El propietario del establecimiento era un italiano que se encontraba en paradero desconocido y al que le constaban en vigor cuatro reclamaciones judiciales desde hacía más de medio año, dos de ellas de ingreso en prisión.

Los agentes identificaron al actual responsable del local, otro italiano que fue ya detenido por los mismos agentes en diciembre de 2017 tras ser sorprendido con nueve envoltorios de cocaína.

Los agentes seguían su pista y la de otras tres personas que podrían estar colaborando con él. Fruto de ello, el pasado miércoles, los investigadores de la Brigada de Policía Judicial en colaboración con agentes de la UPR de Benidorm, UIP y la Policia Autonómica establecieron un dispositivo en el establecimiento que concluyó con la detención de los cuatro presuntos responsables y la incautación de cocaína.

Además, durante el operativo, una mujer salió de un domicilio cercano una mujer con una actitud agresiva hacia los agentes que trataron de identificarla sin éxito. La mujer opuso resistencia y fue detenida tras golpear a uno de los policías.

En ese momento, manifestó que en el interior de su vivienda había dejado solos a sus dos hijos menores, por lo que se accedió a la casa para evitar el desamparo.

Sin embargo, al acceder a la vivienda localizaron en su interior a un hombre escondido, el verdadero propietario del establecimiento intervenido, y que se encontraba huido de la justicia española desde hacía más de medio año. Sobre él pesaban en vigor cuatro reclamaciones judiciales, dos de ellas para ingresar en prisión por tráfico de drogas.

La operación culminó con seis detenidos –españoles e italianos de entre 25 y 48 años–, que este viernes han pasado a disposición del juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Benidorm.