Compromís abre la ronda de contactos para consensuar la retirada del Plan de Ajuste del Ayuntamiento de Alicante

Compromís elevará una moción al pleno de enero que espera que cuente con el respaldo de todos los grupos municipales.

Plan de ajuste
Juega Limpio Orihuela

El Grupo Municipal de Compromís abrirá en los próximos días la ronda de reuniones con todos los grupos de la corporación, empezando con un primer encuentro con la concejala de Hacienda, con la que espera conseguir una posición de consenso en torno a la retirada del Plan de Ajuste que desde la anterior etapa del gobierno del PP tiene sometida la autonomía municipal del Ayuntamiento de Alicante.

Esta propuesta, que encabeza el decálogo de propuestas para 2018 presentadas por Compromís el pasado mes de diciembre en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, plantea la refinanciación de la deuda a través de la cancelación de los préstamos ligados al Plan de Ajuste.

“Desde Compromís llevaremos una propuesta al próximo pleno del mes de enero, en la que esperamos contar con el consenso de todo el pleno porque es una propuesta positiva para la ciudad y para que el Ayuntamiento recupere su autonomía y mejore y aumente su capacidad inversora”, ha indicado hoy el portavoz del Grupo Municipal de Compromís, Natxo Bellido.

Para ello, Compromís ha propuesto destinar el remanente presupuestario que no haya sido ejecutado durante este año a amortizar principalmente parte de los préstamos asociados al Plan de Ajuste, frente a otros prestamos que no están sujetos a restricciones del Ministerio.

Natxo Bellido ha lamentado que este plan, que “somete políticamente al Ayuntamiento de Alicante a Madrid, es consecuencia de la nefasta gestión económica del anterior gobierno del Partido Popular y su incapacidad para controlar las cuentas municipales.

En marzo de 2012, ha recordado, el equipo de gobierno del PP suscribió un plan de ajuste para tratar de garantizar la estabilidad presupuestaria y los límites de deuda, y solicitó créditos al Ministerio de Hacienda para hacer frente al pago de las facturas pendientes a los proveedores.

Liberar a Alicante de este “yugo”, ha adelantado el portavoz de Compromís, “nos ayudará a recuperar autoestima, dignidad institucional, autogobierno y capacidad para aumentar las inversiones en la ciudad”.