Desarticulada en Elche una red que traía a España bajo engaño a brasileñas para prostituirlas

Las víctimas eran engañadas con la idea de una vida mejor en España.

Juega Limpio Orihuela

Agentes de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedad documental de la Comisaría de Elche han desarticulado una organización integrada por cuatro personas, que ya han sido detenidas, que presuntamente se dedicaba a traer mujeres desde Brasil para obligarlas a ejercer la prostitución.

Las víctimas eran engañadas con la idea de una vida mejor en España. Al parecer, los detenidos –un español, un hombre y una mujer brasileños y un colombiano–, les prometían que a su llegada serían contratadas como camareras y podrían devolverles el dinero del billete de avión por el traslado a España que asumía la organización, según ha informado en un comunicado la Comisaría provincial.

Antes de abandonar sus países de origen se les daba una serie de instrucciones y directrices para poder entrar a España mediante una ruta concreta elaborada por la red, que les permitía acceder en primera instancia a través de otros países de la Unión europea, con controles fronterizos “más laxos” y así poder burlar los controles fronterizos, “mucho más férreos”, de España.

Una vez las víctimas llegaban al país y aprovechando que se encontraban en absoluto desamparo y en estado de especial vulnerabilidad, los integrantes de la red les obligaban a saldar su deuda ejerciendo la prostitución, según las mismas fuentes.

El Grupo de la UCRIF de la Comisaría de Elche, al tener conocimiento de los hechos, comenzó las gestiones necesarias para la identificación de los miembros de la organización, que tenían las funciones bien diferenciadas.

Así, la mujer arrestada, identificada como uno de los miembros más fuertes jerárquicamente dentro de la organización, al parecer era la encargada de recibir a las víctimas en España y trasladarlas a la casa de citas donde les obligaría a ejercer la prostitución.

En el mismo escalón jerárquico se encontraría su pareja, quien se encargaría de tenerlas controladas bajo la amenaza de hacer daño a sus familiares.

Más abajo dentro de la estructura criminal, se encontrarían los otros dos detenidos, que serían los encargados de la logística relativa a la búsqueda de alojamiento para las víctimas, traslados desde esa vivienda hasta la casa de citas o publicitar los anuncios ofreciendo sus servicios sexuales a través de páginas web o prensa escrita.

Identificados los miembros de la organización, se dispuso un amplio operativo policial formado por los integrantes del grupo de extranjeros que se saldó con la detención de sus cuatro integrantes y, por tanto, la desarticulación de la red de explotación sexual, cuyos miembros fueron puestos a disposición judicial acusados de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y pertenencia a grupo criminal.