fbpx

Los artesanos torrevejenses Manuel Sala y Miguel Pérez cuajan los primeros barcos de sal

Los barcos de sal comenzaron a elaborarse en invierno, pero es en julio cuando comienza su cuaje en el Parque Natural de Las Lagunas de La Mata y Torrevieja.

Los primeros barcos de sal de la temporada han sido cuajados recientemente en el Parque Natural de Las Lagunas de La Mata y Torrevieja por Manuel Sala Campos y Miguel Pérez Muñoz, los únicos artesanos locales que se dedican a su elaboración.

La secretaria de Ars Creatio y la editora de la revista homónima, Ana Meléndez, ha sido testigo de este largo y minucioso proceso, acompañando a los artesanos en cada fase.

Antes de llegar al actual proceso de cuaje, los artesanos han estado preparándose durante los meses de invierno, elaborando maquetas de los veleros con maderas y cañas forradas con tela de algodón y atándolas a los tablones. También clavaron barras de hierro en el fondo de la laguna a las que sujetaron los tablones con los veleros.

Imágen Ana Meléndez

Tal y como ha explicado Ana Meléndez, los artesanos tienen acceso a las instalaciones para acceder al lugar exacto de cuaje sin causar molestias a las aves del alrededor. En este proceso de cuaje, hay que esperar a que el viento de levante sople con fuerza. Este viento bate el agua hipersalina acelerando el proceso de cristalización y, al ser de componente Este, la evaporación es más lenta, lo que favorece la cristalización o cuaje deseado por los maestros artesanos.

Antes de ser cubiertos al completo por sal, los barcos tienen un primer baño en la laguna, es decir, están ensalitrados y después se dejan secar al sol. Esta práctica de ensalitrar permite que la sal se agarre mejor cuando se sumergen por segunda vez. Algunas veces, se forman púas (cristales más pequeños) y las quitan con una brocha o agitando la tabla de barcos en el agua.

Imágen Ana Meléndez

Este año los barcos permanecieron unas 24 horas sumergidos en la laguna. Según los maestros artesanales locales, “el cuaje ha salido muy bonito con un grano duro y brillante”. Los interesados en adquirir un ejemplar están a tiempo de hacerlo, puesto que solo cuajan un número pequeños de barcos por temporada, coincidiendo con esta época.

Artículos relacionados

CatalanSpanish