Ciudad Deportiva
RSU Orihuela

El Grupo Municipal Socialista ha pedido por registro a Barcala que explique la razón por la que, en casi seis meses, no ha elaborado el informe que permitiría solicitar la cesión de la Ciudad Deportiva a la Generalitat Valenciana y proceder de esa forma a cambiar el césped del terreno de juego como había proyectado el anterior gobierno socialista.

A finales de marzo la Consellería de Educación respondió a la petición del Ayuntamiento detallando los trámites necesarios para recibir la cesión de la Ciudad Deportiva.

Básicamente el Consistorio debía presentar un informe del arquitecto municipal, describiendo y acompañando documentación gráfica de las instalaciones del inmueble, solicitar por escrito la cesión y aprobarla en la Junta de Gobierno Local. “El señor Barcala no ha movido un solo papel en más de cinco meses. Nos encontramos ante una muestra más de la dejadez de su Equipo de Gobierno, no hacen absolutamente nada que implique trabajar, les da igual paralizar Alicante”, denuncia la portavoz socialista, Eva Montesinos.

La inacción del mini gobierno popular ha provocado que la Ciudad Deportiva no pueda acoger partidos de fútbol los fines de semana porque no se puede cambiar el césped del estadio mientras el recinto no sea de titularidad municipal. “Es increíble que sabiendo la carencia de instalaciones deportivas que tiene esta ciudad, el alcalde se permita desperdiciar una de ellas solo por evitar trabajar. Son muchas las familias que van a sufrir las consecuencias de su incapacidad y esto tiene que terminar ya. Es complicado explicar a la ciudadanía como el PP tiene tiempo para llevar a cabo una reforma que permita compensar a la tránsfuga Nerea Belmonte, pero no para arreglar una instalación deportiva”, explica Montesinos.

En enero de 2018 el anterior gobierno socialista sacó a licitación las obras de renovación de los campos de fútbol de césped artificial de la zona de Cabo de las Huertas, el Hipódromo del Monte Tossal y el Polideportivo de Virgen del Remedio. La licitación del conjunto de los tres lotes ascendió a 829.593 euros.

La intención de la entonces edil de Deportes, Eva Montesinos, pasaba por sustituir también el césped de la Ciudad Deportiva, pero, como confirmaron técnicos municipales, para llevar a cabo esa mejora era necesario solicitar la titularidad de las instalaciones. En ese momento, se iniciaron los trámites, pero la llegada a la alcaldía de Luis Barcala, gracias a la tránsfuga Nerea Belmonte, provocó la paralización de todo el expediente. “Llevamos mucho tiempo denunciando que más allá de posar para la foto y realizar anuncios que nunca ven la luz, el gobierno de Barcala no está haciendo absolutamente nada”, sentencia la portavoz socialista.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante