funcionaria
RSU Orihuela

Según fuentes de la defensa del exalcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, el Juzgado de Instrucción 2 de Alicante ha enviado a la Audiencia Provincial la causa por el despido de una funcionaria.

La fiscalía le reclama provisionalmente diez años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público y le acusa de un supuesto delito de prevaricación al despedir a una funcionaria interina del Ayuntamiento de Alicante.

En concreto, esta trabajadora es cuñada del actual alcalde de Alicante, Luis Barcala, quien sucedió a Gabriel Echávarri en la alcaldía durante un polémico pleno celebrado en el mes de abril.

Echávarri tuvo que dimitir al ser procesado en esta causa y también por un presunto delito de fraccionamiento de contratos en la Concejalía de Comercio.

El procedimiento está pendiente de ser reasignado en los próximos días, pero la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Alicante, Patricia Romero, fue la que decretó la apertura de juicio oral contra Echávarri por el despido de la funcionaria.

Según consta en el auto, la juez afirma que el procesado carecía de “competencias” para pedir el despido y no justificó la causa, porque pretendía llevar a cabo una “represalia” contra el entonces edil del PP Luis Barcala por haber denunciado el fraccionamiento de contratos de Comercio.

De hecho, Echávarri solo despidió a esta funcionaria pese a que había otros 47 funcionarios interinos sin plaza ejerciendo en el Ayuntamiento que se encontraban en la misma situación.

Las diligencias de ordenación para llevar el caso a la Audiencia se notificaron durante el día de ayer y Echávarri queda a la espera de la celebración de la vista oral.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante