fbpx

Los conductores de autobús, sin poder ir a un aseo en su jornada

El sindicato CGT (Confederación General del Trabajo) denuncia que, tras la retirada el pasado mayo de los dos únicos aseos portátiles que había en 2 cabeceras de autobús, ahora tienen que volver a pedir permiso para entrar en algún bar o “buscarse la vida” si tienen necesidad de ir al baño.

Desde CGT explican que dos aseos portátiles fueron instalados tras la declaración de la pandemia, ya que tras el cierre de los negocios de hostelería, no tenían manera alguna de poder ir a ningún aseo si lo necesitaban en el transcurso de su jornada laboral.  Hasta el pasado 28 de mayo solo estaban ubicados en las cabeceras de la L21 en Campello (Centro Social) y de la L23 en Mutxamel (Jaume II), “quedando una vez más la plantilla de conductores al amparo de la utilización de instalaciones privadas de hostelería o domicilios privados”, ya que obviamente hay líneas que no hacen ese trayecto. 

Es más, indican que la empresa Alcoyana ya tuvo una inspección por este motivo tras la retirada de esos aseos en 2019, donde la inspectora de trabajo, previa investigación y tras denuncia del sindicado, “pudo comprobar que incluso no existía acuerdo formal alguno de la empresa de autobuses con ningún establecimiento, a fin de que permitieran a los conductores de autobús usar los baños”. En su informe cita que “el titular, en su caso, da su conformidad, sin más, pero no se firma nada, no se fija ningún tipo de contraprestación ni, en consecuencia, se adquiere por parte del titular del local (bares normalmente) ningún tipo de obligación, de forma que abre cuando quiere, cierra cuando quiera y toma los días libres y vacaciones del que quiere, sin condicionante alguno con el horario de la línea de autobuses o de los días de servicio de la misma”. Por todo ello, la resolución de la inspectora alega que “la empresa citada está incumpliendo la obligación de proporcionar a los trabajadores instalaciones de aseo reglamentarias y le insta a que lo haga en 6 meses. Pero, dos años después, tal y como informan desde CGT, la situación se mantiene.

Según explican, “Los trabajadores tienen que “buscarse la vida” para poder ir al baño y si no encuentran ningún establecimiento abierto pues “en un matorral”. Una situación que aún se vuelve más complicada si eres del género femenino y tienes alguna necesidad propia del periodo de menstruación. 

La empresa Alcoyana explica que no se pueden poner aseos portátiles en vía pública

No obstante, hemos hablado con David Sastre, encargado de la empresa Alcoyana, que afirma que “ sí hay convenio con establecimientos de hostelería”. De hecho, aclara que “instalaron esos 2 aseos químicos porque en esas dos líneas había carencias en cuanto a locales concertados. “También tenemos acuerdos firmados con Estación de Renfe o en Hospital de San Vicente, entre otros”, apunta.

“No podemos poner aseos donde queramos porque es vía pública y eso depende de la autorización de los ayuntamientos. Llevamos 40 años prestando servicio en Alicante y siempre se ha hecho así. No les hemos quitado ningún derecho que tuvieran. Incluso procuramos concertar más locales para garantizar que tengan alternativas”, aclara.

La situación actual provoca retrasos en las líneas

Desde CGT agradecen la predisposición de los hosteleros a dejarles entrar en los baños de sus negocios, aunque insisten, con el informe de la inspectora de trabajo en mano, en que “no existe acuerdo formal alguno”. Respecto a la posibilidad de ir a otros lugares concertados, explican que les conlleva mucho tiempo. Un tiempo que no tienen. 

“Perdemos mínimo unos 15 minutos yendo a los aseos de Renfe,  que son públicos,  o al Hospital de San Vicente desde las cabeceras de los autobuses. Y eso provoca un retraso en los servicios de autobús, lo que afecta directamente a los usuarios. Y luego en la empresas nos dicen que vamos muy lentos, cuando los horarios ya van súper ajustados de por sí”. 

Por tanto, actualmente, los conductores y conductoras de autobús están de nuevo sin aseos reglamentarios, que deberían estar instalados en la mayoría de líneas para así quedar todos cubiertos”. Pero la realidad es que no hay en ninguna de las siguientes:

● C2 en la cabecera de C/ Calpe de Campello. 

● 24 y 24N y 38 en la cabecera de C/ Lillo Juan de San Vicente del Raspeig. 

● 21 y 21N en la cabecera de la Estación Social de Campello. 

● 24N, 21N y 23N en la cabecera de Plaza del mar en Alicante. 

● 38 en la cabecera de Avda. Condomina en Alicante y en la Universidad. 

● 23, 23N y 31 en la cabecera de C/ Jaume II de Mutxamel. 

● 31 en la cabecera de Plaza de La Coruña en Alicante.


Por todo lo expuesto, CGT ha solicitado a la Inspección de Trabajo que “se requiera Por tercera vez a la empresa para subsanar las deficiencias en cuanto a la instalación de aseos reglamentarios a disposición de los conductores de autobús, durante todo el horario de jornada laboral y durante los 365 días del año en los que la empresa presta servicio, para que no queden sus empleados sujetos a la buena fe y disponibilidad de horario de establecimientos hosteleros”.

Artículos relacionados

CatalanSpanish