José Antonio Asencio presentó su poemario “En deseado silencio” en el Palacio Postilet de Alicante

Un poemario digno de ser leído en silencio, puesto que las palabras se dejan llevar dóciles, y el poeta las conduce.

PublicidadJuega Limpio Orihuela

El miércoles 15 de mayo en el salón de actos del Palacio Postilet de la calle Labradores 19, el poeta José Antonio Asensio “Florenziano” como seudónimo, afincado en Alicante, presentó su poemario “En deseado silencio” (Mis diálogos con el verso). La presentación estuvo a cargo de los doctores en diferentes disciplinas: Francisco Burló, Francisco Mas-Magro y María Consuelo Giner Tormo.

Los tres presentadores destacaron la figura de Asensio como poeta y como coordinador del Grupo Poético Amarilis de Espejo de Alicante, cuyos miembros presentes leyeron poemas de su libro, que se inicia con una cita: “Nunca será el verso libre / mientras esté atado a mí” “Florenciano”, prólogo del autor, compuesto por 109 poemas de distintos temas, destacando entre ellos el amor como tema principal, con 156 páginas de puro lirismo, publicado en Amazon, que despunta por la calidad de la impresión.

Publicidad

Todo el grupo leyó con muy buena entonación los poemas seleccionados, compuesto por: Eumenia Rodríguez, Paqui López, Pilar López Mompó, Teresa Cía, Ana Ayén, María Teresa Rodríguez, Consuelo Giner, Aurora Hernández, Javier Alonso, Francisco Burló y Fernando Gessa. Finalizado el recital principal de los miembros de Amarilis, “Florenciano” invitó a los asistentes por si alguno quería leer algún poema del libro, como así fue como el redactor de esta crónica, que leyó el titulado “Quiero amarte”. También recitó Juan Antonio Urbano. Cerrando el recital como broche de oro Maravillas Cano.

En la contraportada del libro leemos: “En el refugio de mi alma, en la intimidad del silencio, abandonado a los sentidos esperando la luz, se produce el encuentro. En la serenidad de mis sueños, con los ojos cerrados, fluyen las palabras que, como una suave lluvia, van descendiendo desordenadamente. El poeta se deja abrazar. Es el momento del alba.

Comienza el diálogo de las palabras con el poeta… Estas, se dejan llevar, dóciles, y el poeta las conduce, las orienta… y el pretendido desorden se convierte en frases, en versos que resumen sus sentimientos. Es el fruto nacido del dialogante encuentro entre el silencio, la palabra, la mente y la pluma en el refugio de mi alma”, firmado por “Fiorenzario”.

Al acto asistimos medio centenar de poetas y amigos, que salimos gratamente emocionados al apreciar el alto nivel poético de este poeta nuestro “Florenzian” que ha logrado un elevado virtuosismo lírico.

Publicidad