fbpx

Alicante disuelve 38 fiestas ilegales en el fin de semana

La Policía Local ha puesto 87 denuncias por no llevar mascarillas, 91 por estar en grupos y se sancionaron 14 establecimientos en Alicante.

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que en el operativo especial organizado el fin de semana para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad frente al Covid la Policía Local de Alicante ha disuelto 38 fiestas en viviendas, y se han impuesto 87 denuncias por no llevar mascarillas y 91 por estar en grupos en Alicante, sancionado a 12 establecimientos por incumplir aforos y horarios.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha señalado que en estos momentos en el que la incidencia de Covid es baja “tenemos que demostrar nuestra responsabilidad, no podemos incumplir ninguna de las medidas porque nos ponemos en riesgo y los contagios podrían volver a subir, por ello pido máxima prevención, protegernos, no celebrar sobre todo fiestas en viviendas ni reuniones, y cumplir las medidas de seguridad evitando nuevos brotes”.

En las vigilancias organizadas itinerantes para el control del toque de queda con la restricción de la movilidad, se organizaron controles de tráfico con el servicio Nocturno y de Atestados en la avenida Doctor Jiménez Díaz y Dénia, donde se denunciaron a 48 personas por incumplirlo y estar en la vía pública pasadas las 22 horas, sin poder justificar sus desplazamientos. Así como se interpusieron 12 sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol, realizando las diligencias administrativas y judiciales, y procediendo a las retiradas del los vehículos.

En el dispositivo de la tarde de vigilancia del cierre de los locales de hostelería y restauración y el cumplimiento de las medidas de seguridad, se sancionaron a 14 locales por exceso de aforo e incumplir los horarios del cierre, entre otros. Además en las tardes se levantaron también 13 sanciones por la Ley de Seguridad Ciudadana, por consumo de estupefacientes, negativa a identificarse o desobediencia.

Los agentes de la Policía también denunciaron de viernes a domingo 77 personas por consumo de alcohol y no llevar las obligatorias mascarillas localizando grupos botellones en el Monte Tossal, Camino faro, Almadraba, Albufereta, Postiguet, Castillo San Fernando, Santa Bárbara, Parque Ereta, La Marjal, Cala Cantalar, Plaza Manila, Calita, y se disolvieron grupos de jóvenes reunidos incumpliendo la medida.

En materia de ruidos por fiestas en viviendas, la Policía Local ha tenido que acudir para disolver 34 fiestas en viviendas con quejas de ruidos, que se han saldado con denuncias a los dueños de las viviendas y varias son reincidentes con faltas muy graves por desobediencia.

Junto estas intervenciones en materia de auxilio ciudadano los policías durante las noches ayudaron a cinco personas, en la calle Arzobispo Loaces, a una mujer con ansiedad, en la calle Torres Quevedo, se trasladó a una mujer de 84 años por una caída en su domicilio, y por estas mismas causas a otras dos personas en la avenida de Loring y Deportista Navarro Olcina de 91 años movilizada al hospital, y en la calle Padre Esplá, se prestó asistencia a una mujer que se encontraba mareada en vía pública.

La Policía Local ha detenido a 4 personas este fin de semana

El viernes la Policía Local sobre las 23.15 horas, procedió a la detención de un varón, sobre el que recaía una orden de detención dictada por un Juzgado de Lo Penal de Murcia.

Una patrulla de Policía Local con ocasión de los dispositivos establecidos para vigilar las limitaciones a la movilidad, decretada entre las 22.00 y las 06.00 horas, localizó la presencia de un varón que deambulaba por la calle Dato Iradier.

Al ser requerido por los Agentes para indicar las razones de encontrarse en la vía pública, no ha justificado los motivos de su desplazamiento. Tras realizar diversas gestiones, se ha podido comprobar que dicho varón, de 30 años de edad, tenía una reclamación judicial, dictada por un Juzgado de la Región de Murcia.

Por último en la madrugada del domingo sobre las 04.00 horas los agentes de Policía Local acudieron a la calle Cardenal Belluga, a fin de atender una queja por ruido en una vivienda, donde tenían música elevada, apreciable desde la vía pública.

Los agentes al requerir la identificación de la inquilina de la vivienda donde procedía la música, ésta ha reaccionado violentamente, negándose a identificarse y dando un fuerte empujón a uno de los Policías, por tales hechos, ha quedado detenida en dependencias policiales.

Artículos relacionados

CatalanSpanish