fbpx

Cómo ahorrar energía en tiendas y comercios

El sector comercial tiene la posibilidad de reducir su consumo de energía en un 30% aplicando medidas efectivas.

Un negocio competitivo controla su demanda energética para suministrar servicios de calidad a sus clientes. En gran parte, las tiendas y comercios suelen registrar altos consumos por el sistema de iluminación que manejan, lo cual se refleja en costes muy elevados que a cualquier propietario le conviene revisar.

Las bombillas LED de rosca E27 ayudan a ahorrar energía hasta en un 80%, por eso es tan común instalar estos dispositivos en superficies que demandan una amplia cantidad de luz artificial. ¿Cuál es el objetivo principal?, proteger el medio ambiente disminuyendo las emisiones de dióxido de carbono que se generan desde la actividad empresarial.

El sector comercial tiene la posibilidad de reducir su consumo de energía en un 30% aplicando medidas efectivas. Según cálculos realizados por el Institut Català d’Energia (Icaen), una tienda alimentaria gasta en promedio 29.128 kWh anuales, mientras que un establecimiento dedicado al sector del ocio puede alcanzar los 8.597 kWh.

A continuación, encontrarás algunas prácticas eficaces que contribuyen al ahorro de energía en tiendas y comercios, referentes al sistema de iluminación:

  1. Aprovecha la luz natural

Muchos almacenes están sobreiluminados. En estos casos, lo más conveniente es analizar si se requiere algún tipo de ajuste para maximizar la eficiencia del espacio.

Hay infraestructuras que cuentan con las condiciones necesarias para adaptar sistemas que son capaces de potenciar las fuentes de luz natural. La idea es complementar el uso de bombillas eléctricas para aprovechar la claridad del sol el mayor tiempo posible.

  1. Cambia a tecnología LED

Si tu local está iluminado con bombillas halógenas o incandescentes, deberías considerar sustituirlas por tecnología LED. La Unión Europea reconoció que este tipo de luminarias son mucho más eficientes en el ahorro de energía, por lo tanto constituyen un beneficio para la economía de tu negocio.

Las lámparas LED son mucho más respetuosas con el medio ambiente porque no están fabricadas con gases tóxicos que al desprenderse ocasionan daños por contaminación. Además, pueden durar hasta 50.000 horas y se instalan muy fácilmente.

Por otra parte, la calidad lumínica que aportan las luces LED es superior. Se adaptan a cualquier estancia proporcionando una escala de luminosidad bastante amplia y ofrecen un mayor rendimiento de color.

  1. Utilizar reguladores de flujo luminoso

Estos equipos permiten reducir el consumo de energía y contaminación luminosa porque funcionan para adecuar el nivel de iluminación de manera automática, según el tránsito de personas o vehículos.

El uso de estos reguladores hace que la vida útil de las bombillas aumente, además de proveer confort generando distintos tipos de iluminación que aportan carácter al ambiente.

  1. Cultura empresarial sostenible

Proteger el medio ambiente debe ser una práctica conjunta, por eso es importante reforzar la consciencia ecológica como valor corporativo para promover hábitos sostenibles en cualquier tipo de tienda o comercio.

La idea es que tus empleados consideren la importancia de utilizar la energía de forma responsable. Esto ayudará a construir un modelo de consumo mucho más eficiente, mientras proteges la economía de tu negocio.

Artículos relacionados

CatalanSpanish