Echávarri deja de tener agenda hasta el día de cese, el 9 de abril

El todavía alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, no tendrá agenda de actividad municipal en adelante aunque no cesará como concejal hasta el 9 de abril, momento a partir del cual se abren un máximo de 20 días para la investidura de su sucesor o sucesora.

El todavía alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, no tendrá agenda de actividad municipal en adelante aunque no cesará como concejal hasta el 9 de abril, momento a partir del cual se abren un máximo de 20 días para la investidura de su sucesor o sucesora.

Así lo ha explicado la alcaldesa accidental de Alicante y previsible nueva presidenta de la corporación a partir de finales de abril, Eva Montesinos, del PSPV-PSOE, en una rueda de prensa para dar cuenta de los asuntos tratados en la junta de gobierno local.

Incluso, Echávarri no participará en el pleno del próximo jueves en el que está previsto aprobar los presupuestos municipales de 2018, lo que empujará a Montesinos a hacer valer, como alcaldesa en funciones, su voto de calidad para que salgan adelante las cuentas. Los presupuestos fueron aprobados inicialmente hace dos meses y Montesinos prevé que se mantengan los respaldos el próximo jueves.

“El alcalde no tiene más agenda hasta el día de su cese, el 9 de abril”, ha informado Montesinos, quien ha añadido de Echávarri que ha tomado la decisión de marcharse por responsabilidad política ante “un asunto administrativo judicializado” y pese a que es una “persona muy honrada”.

“Pido absoluto respeto por la figura del todavía alcalde”, ha añadido Montesinos, quien también ha explicado que ya ha comenzado los “contactos con algunos grupos políticos” para su investidura como alcaldesa.

Ha relatado que ella se encarga de dirigir las conversaciones desde el punto de vista local y que el secretario autonómico de Organización socialista, José Muñoz, se encarga de lo propio en el ámbito regional, dentro de unas gestiones “coordinadas” entre ambos.

Montesinos ha situado el objetivo de apoyos en los 15 concejales mínimos indispensables para retener la alcaldía, sin descartar un posterior gobierno de coalición, y ha señalado que con el PP no ha intentado acercamientos aunque no lo descarta.

Una vez que Echávarri pida su cese el 9 de abril, se abre un plazo de diez días naturales para otro pleno donde se dé cuenta de su renuncia y desde este último momento se inicia otro periodo de diez días naturales adicionales para el pleno de investidura, para el cual el sustituto del hoy alcalde en la corporación, el asesor de Fiestas Miguel Castelló, deberá haber tomado posesión, tras el trámite de la luz verde de la junta electoral.

Si en ese pleno de investidura Montesinos no logra el apoyo de 15 concejales (en una corporación de 29), la alcaldía pasará al partido más votado, que es el PP con ocho concejales. “Pido responsabilidad para que siga un gobierno de izquierdas para terminar un proyecto de legislatura muy avanzado”, que incluso ha situado en el 70 por ciento de ejecución, y “que comenzó hace casi tres años”.

El diálogo para la investidura se abierto con el resto de grupos y con los dos no adscritos o tránsfugas, Nerea Belmonte (ex de Guanyar) y Fernando Sepulcre (ex de Ciudadanos), de quienes Montesinos ha aclarado que “no se trata de una negociación a cambio de nada”.

También ha insistido en la idea de que las conversaciones se centran en su investidura y que, solo una vez lograda ésta, se iniciaría el diálogo para una posible coalición de gobierno ya que cree que “cuanto más apoyos en la legislatura, mejor”.

Entre sus retos para la nueva etapa, sacar adelante el planeamiento urbanístico para seguir creando empleo, ampliar los polígonos industriales para la ansiada reactivación industrial, acometer la reurbanización de los barrios y reactivar la economía a nivel turístico.

Puig pide a los partidos máxima responsabilidad tras la dimisión del alcalde de Alicante

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado no estar al corriente de las negociaciones que se desarrollan en el Ayuntamiento de Alicante tras la dimisión como alcalde del socialista Gabriel Echávarri, pero ha pedido a todos los partidos políticos que “asuman la máxima responsabilidad en este momento”.

“El PSOE ha asumido la máxima responsabilidad que podría hacer y con un gran sacrificio”, ha dicho Puig a los medios tras celebrar un acto en el Palau de la Generalitat y ser preguntado por la situación del consistorio alicantino tras la dimisión de Echávarri.

Según Puig, “se trata de que todos sean conscientes de lo que decidieron los ciudadanos en las urnas y que haya un gobierno de progreso que piense siempre única y básicamente en los intereses de los alicantinos”, ha concluido.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante