Pineda dice que la lentitud administrativa y judicial lastran el desarrollo de infraestructuras del Consorcio Vega Baja Sostenible

El director general de Cambio Climático pide en la UA a técnicos y políticos que piensen más en el principio del proceso sobre los residuos que en el final.

El Instituto Universitario del Agua y de las Ciencias Ambientales de la Universidad de Alicante ha celebrado las III Jornadas de Aspectos económicos y ambientales en la gestión de residuos, en la que ha participado el Consorcio Vega Baja Sostenible, a través del presidente de la entidad, Manuel Pineda, que han abordado desde el punto de vista académico y práctico todos los aspectos relacionados con la valorización de residuos, domiciliarios o industriales, así como el papel de la Administración pública para afrontar dicha gestión, coordinado por el profesor de Ingeniería de la UA, Armando Ortuño.

La jornada, que ha recogido diversos bloques y ponencias, a cuya inauguración han asistido el director general de Cambio Climático, Joan Piquer y el presidente de la Diputación Provincial, César Sánchez, ha sido clausurada por una mesa redonda en la que ha participado el propio Piquer quien ha apuntado que “todos nos fijamos demasiado en el final de los procesos que se llevan a cabo con los residuos”, por lo que ha pedido a técnicos y políticos “poner el acento en el principio, en ver qué podemos hacer todos por reducir los materiales que llevamos a nuestros cubos de basura, reciclar antes y separar, como medio para prevenir problemas no solo económicos, sino también medioambientales.”

Por su parte, el presidente del Consorcio Vega Baja Sostenible, Manuel Pineda, ha destacado que el problema fundamental de la gestión de los consorcios “es administrativo o más bien el derivado de la lentitud de los procedimientos administrativos y judiciales”. En esa misma línea, Pineda también indica que la politización de esta gestión de los residuos es otro de los grandes problemas para los consorcios, “sobre todo cuando se acercan las elecciones y desde los partidos políticos se trabaja con objetivos a muy corto plazo”.

Pineda ha recorrido el pasado vivido en la Vega Baja con los escándalos de las basuras y ha recordado que las empresas y empresarios que ahora están procesados “reventaban todos los concursos de recogida y tratamiento de la comarca porque se podían permitir llevar los residuos a un vertedero ilegal como el de La Murada”.

El también alcalde de Rafal ha agradecido la confianza en el Consorcio mostrada por los vecinos de Dolores “porque muchos de estos vecinos y vecinas, empresarios y responsables políticos han viajado a la planta de tratamiento de Algimia de Alfara y son perfectamente conscientes de que estas plantas ni molestan, ni huelen ni perjudican sus vidas”. Además, ha depositado su confianza en que “esta planta de transferencia de Dolores va a ser una realidad, aunque es imposible en este momento establecer una fecha cerrada para su puesta en funcionamiento”, ha aclarado Pineda.

La situación de los residuos en la Vega Baja prácticamente monopolizó la mesa redonda, si bien el responsable autonómico Joan Piquer, ha admitido que es más ambicioso que Pineda a la hora de atisbar una solución al problema del transporte y tratamiento de los residuos de la comarca. Ha anunciado, además, que este próximo sábado asistirá a una asamblea ciudadana con vecinos de Dolores.

Respecto a esta cuestión, Piquer ha defendido que a lo largo de esta legislatura “creo que hemos conseguido hacer desaparecer los fantasmas que tenían los vecinos y los municipios”, en referencia a los prejuicios preexistentes debido a la triste historia que ha envuelto tradicionalmente a la gestión de residuos en la Vega Baja.

Considera que cuando haya sentencia firme sobre la liquidación del contrato a Cespa-Ortiz, que calcula llegará en el último tercio del año, “será posible tener una o varias plantas de tratamiento y transferencia en la comarca, alguna de ellas de iniciativa privada”. En este mismo sentido, ha indicado el director general que “será posible sacar estas iniciativas necesarias a licitación para que todo esté resuelto en 2020”.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante