catas

El portavoz adjunto del grupo municipal, Vicente Granero, ha valorado la situación de dos proyectos paralizados y que afectaran en un futuro a la ciudad. Granero ha señalado “que hace días conocimos la noticia que el ayuntamiento de Elche iba a autorizar las catas relativas al Mercado Central. Esto solo demuestra una cosa: la absoluta paralización de este proyecto y creemos que no tiene ninguna explicación. Es una vergüenza que después de tres años de legislatura se sigan aprobado otras catas y con ello se justifiquen para decir que el proyecto sigue en marcha cuando sabemos que no es así”.

Ha añadido que “estamos cansados de las mentiras del tripartito en este tema. Haciendo memoria hay que recordar que ya han alargado este proceso en otras ocasiones como por ejemplo manteniendo más de un año a los placeros que quedaban en el edificio antiguo cuando ya no podían estar. Esto ha perjudicado no solo a placeros sino también a la ciudad en general por el estado en el que se encuentra el centro”.

Granero ha recordado “que es cierto que estas catas destapan una cuestión que ya denunciamos hace meses como es la imposibilidad de realizar el proyecto de peatonalización de la Corredora que quedó suspendido después de una moción conjunta de la oposición. Ya dijimos que no se iba a realizar ni este ni el del Mercado Central. Los 90 días han sido una tomadura de pelo ya que las catas que ahora han aprobado van a durar muchos meses. Han vuelto a engañar a todo el mundo”.

El portavoz adjunto ha informado “que este es el resultado de los intereses partidistas de PSOE y Compromis y de hacer una política que no aporta soluciones. Pero hay más. También estamos viendo la falta de trabajo y de iniciativa en el proyecto del edificio Riegos El Progreso. Han anunciado que quieren llevar a los tribunales a la Conselleria por este proyecto y eso significa que durante años vamos a tener paralizar y en la situación actual el edificio. Ruinas y mal estado en el centro de la ciudad debido a la falta de soluciones de este equipo de gobierno. Todo esto va a derivar en indemnizaciones que pagaremos todos los ilicitanos”.

Granero ha finalizado diciendo “que la denuncia del ayuntamiento se fundamenta en que la normativa en la que se ampara Conselleria para no derribar el edificio es de 2017 en la que se habla de los elementos de Bien de Relevancia Local. El ayuntamiento afirma que la licencia es anterior a dicha normativa y por tanto no puede afectarla. Sin embargo, esta ley también recoge los refugios de la guerra civil como bien de relevancia local y nos preocupa que sólo afecte al proyecto del edificio El Progreso y no al Mercado Central. Pero así actúa el gobierno local: en el Mercado Central no actúan pero en un edificio privado sí llegan a los tribunales para intentar salvar una licencia”.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante