Pativel

El portavoz adjunto del grupo municipal popular, Vicente Granero, valoró ayer por la mañana la resolución remitida por la Conselleria de Cultura sobre el edificio de Riegos El Progreso.

Granero afirmó “que por desgracia desde el grupo municipal ya dijimos lo que pasaría y es que el edificio El Progreso ya es oficialmente un hotel de Arenales del Sol pero en el centro de la ciudad. La resolución de Conselleria es un varapalo para el ayuntamiento de Elche que dio la licencia de construcción en una junta de gobierno con todos los concejales. Hay que recordar que ya se crearon problemas en cuanto al tráfico y al apuntalamiento por la primera resolución de Conselleria que debió ser recurrida por el ayuntamiento. Ahora con esta segunda resolución que habla de proteger la fachada sin retranqueo, de proteger la sala de aguas y realizar catas arqueológicas se van a crear nuevos problemas en la ciudad”.

El portavoz adjunto ha afirmado “que Conselleria no conoce ni siquiera la realidad de este edificio ni el urbanismo de la ciudad. Hay que recordarles que la sala de venta de agua que se cita ya no existe por ser derruida en la licencia que tenía la empresa. En cuanto al resto de decisiones nos asombra que vayan en contra del Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad lo que va a generar una inseguridad jurídica absoluta y nos va a abocar a indemnizaciones económicas a pagar por todos los ilicitanos”.

Ha añadido “que ante este panorama nos preguntamos en qué lugar queda la licencia dada por este ayuntamiento y por ello esperamos que el consistorio recurra la resolución de conselleria. Y esperamos que lo haga pronto puesto que hay cuestiones que no quedan claras como la realización de catas arqueológicas en el edificio, en un lugar de la ciudad donde no se están pidiendo por parte del consistorio a otras licencias”.

Vicente Granero ha mostrado su preocupación ante las últimas informaciones aparecidas en relación a este tema y ha señalado “que si toda la resolución de conselleria va en contra del Plan General lo que queda claro es que vamos a tener que asumir estos costes desde el ayuntamiento y eso no se puede permitir. Por tanto pedimos explicaciones y aclaraciones a la concejalía de Urbanismo sobre el informe de la conselleria, queremos saber si estamos ante un protectorado de la conselleria de Cultura sobre el urbanismo ilicitano y si es así nos gustaría conocer si el ayuntamiento ha perdido las competencias de saber gestionar el Plan General que nos rige. Queremos saber también si quien gobierna el urbanismo de la ciudad es Compromis a través dela Conselleria de Cultura que además cambia el Plan general sobre la marcha. Hay que recordar que estas obligaciones impuestas por conselleria en su resolución se realizan sobre una finca privada, con licencia legal y por tanto deben decir cuanto antes quién va a ser el responsable de realizar todo lo que se pide en esa resolución”.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante