La provincia cierra el año con destrucción del empleo, aumento del paro y un descenso de las personas ocupadas

La tasa de paro en Alicante ha aumentado con respecto al III trimestre en 1,74 puntos y alcanza el 17,96%.

La tasa de paro en Alicante ha aumentado con respecto al III trimestre en 1,74 puntos y alcanza el 17,96%.

Los datos conocidos hoy por la Encuesta de Población Activa, correspondiente al cuarto trimestre del 2017, nos ponen de manifiesto que aún coincidiendo con la campaña navideña, la precariedad, ya es estructural y se ha instalado en nuestro mercado de trabajo provincial, por ello lejos de crearse empleo, se destruye.

En el análisis de los datos, nos encontramos con que ha habido un aumento en el desempleo de 15.700 personas desempleadas. De las cuales es necesario destacar como dato significativo, la doble precarización que se constata en el colectivo femenino, por un lado por el encasillamiento en empleos parcialmente involuntarios y por otro lado, por la expulsión con mayor virulencia del mercado laboral, ya  que son ellas las que presenta  el mayor aumento de las personas paradas, con 11.700 mujeres paradas más, frente a los 4.000 hombres parados con respecto al trimestre anterior.

El descenso del número de personas ocupadas, es otro parámetro más que nos reafirma la destrucción de empleo que se produce en la provincia en el cierre del año, teniendo en cuenta la pérdida de 15.800 personas ocupadas menos con respecto al trimestre anterior, un 2,08%.

En este trimestre se produce un aumento en el sector Agricultura de 3.800 personas. En el resto de sectores se produce un descenso de las personas ocupadas con el siguiente desarrollo: en el sector Servicios con 2.800 personas ocupadas menos, seguidos del sector de la Construcción con 7.000 menos y la Industria que es la que concentra un mayor descenso de personas ocupada, con 9.900 personas ocupadas menos.

Estos datos demuestran que en épocas donde se debería crear empleo este se destruye y nos alerta como el peso de la industria se ve deteriorado por la pérdida de la ocupación. El sector industrial, tiene que ser clave en el desarrollo y la consolidación de la economía porque a pesar de ser un sector que no es ajeno a la temporalidad, mantiene un empleo más duradero. Por ello, desde UGT, vemos la necesidad de una apuesta en firme por el sector industrial.

La crisis y las reformas laborales han dejado como herencia una precarización del mercado laboral y de los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras, produciendo un aumento de los niveles de desigualdad y exclusión social que existe en nuestro país.

Según datos publicados la tasa de actividad disminuye y la población activa se ve mayormente afectada por las personas a partir de los 55 años, cuestión que nos preocupa desde UGT, porque se evidencia lo que venimos manifestando reiteradamente de que este colectivo de personas son expulsados de manera fulminante del mercado laboral y con una difícil reinserción. Por ello es la necesaria activación de políticas que apuesten por el continuo reciclaje de este colectivo.

Desde UGT nos reafirmamos​ en que los datos de la EPA del cuarto trimestre del año demuestran que la destrucción del empleo en nuestra provincia viene de la mano del binomio de la precariedad y de las malas políticas en materia de empleo del gobierno.

Por todo ello, desde UGT consideramos imprescindible la creación de otra política centrada en las personas. Una política orientada a la creación e implementación de un plan de choque por el empleo que reduzca el desempleo, que cree un empleo estable, de calidad y con derechos, y que mejore los salarios para estimular el consumo y la inversión para conseguir una recuperación para el conjunto de la sociedad.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante