Banderas Azules

Santa Pola ha conseguido otro año más cinco Banderas Azules para las playas del Tamarit, de Levante, Santiago Bernabéu, Playa Varadero y las Calas de Santa Pola del Este. Las banderas azules se tratan de un galardón anual que otorga la Fundación Europea de Educación Ambiental y que certifica la calidad ambiental de las playas.

Además, también promueve las iniciativas ambientales voluntarias de los municipios. Los criterios establecidos para poder conseguir esta bandera se dividen en cuatro ramas: Información y Educación ambiental, Calidad del agua, Gestión ambiental y Seguridad y Servicios.

Mercedes Landa, Concejala de Playas, ha valorado muy positivamente este reconocimiento, además ha querido recalcar que “las banderas no se regalan, reconocen un trabajo bien hecho  y aquí trabajamos para mantener los servicios en perfectas condiciones”.

Asimismo, la villa marinera también ha conseguido siete banderas Qualitur, en las playas de Tamarit, Playa Lisa, Gran Playa, Santiago Bernabéu, Levante, Playa Varadero y las Calas de Santa Pola del Este. Las banderas Qualitur las otorga la Agencia Valenciana de Turismo y reconoce el trabajo que ha realizado por el Ayuntamiento, además, son sinónimos de excelencia en accesibilidad, medio ambiente y calidad.

Más del doble de alumnos han visitado el Parque Infantil de Tráfico

Por otra parte, el pasado viernes tuvo lugar el acto de presentación de las memorias del Parque Infantil de Tráfico. Estas memorias recogen el curso académico 2017-2018 y se pretende dar una visión global y real del trabajo realizado en el parque.

Este año se ha superado en más del doble el número de alumnos totales que han visitado el Parque Infantil de Tráfico. Mientras que en el curso anterior fueron un total de 640 visitas, éste se han registrado 1430. Unos datos que la Concejala de Educación, María Dolores Tomas, ha calificado como “muy positivos”.

Aunque en su mayoría han sido centros de Santa Pola los que han visitado el Parque de Tráfico, también han sido otras poblaciones las que han acudido a nuestras instalaciones. “Los cambios de recursos humanos y metodológicos, así como la impartición de clases han creado un mayor interés en el Parque Infantil de Tráfico”, ha explicado la Concejala de Educación, “ya no solo dentro de Santa Pola, sino también fuera”. Además, Loli Tomás ha querido añadir que “es imprescindible que los niños tomen conciencia de la importancia de la educación vial  y después puedan aplicarlo en su día a día”.

En el Parque se han impartido clases teóricas, como lo es la señalización vial, y también clases prácticas, que tienen una duración aproximada de 45 minutos, ponen en práctica los conocimientos adquiridos en el aula. En el circuito cuentan con la supervisión de la Agente-Monitora que corrige las conductas inapropiadas y aclara las dudas que tengan los niños.

Además, también han podido aprender con cursos que han ofrecido voluntarios de Cruz Roja, donde han enseñado a los niños cómo actuar ante determinadas situaciones o accidentes, e incluso con partes prácticas, donde ellos mismos han realizado maniobras de reanimación. Otra visita con la que han contado es con la de la Policía Local, y han podido conocer en qué consiste un atestado y cuál es la labor que realizan.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante