fbpx

La previsión del tiempo para la segunda quincena de octubre

La última semana del mes podría estar marcada por un raro calentamiento repentino estratosférico.

El puente de Pilar destacó por un ambiente soleado en todo el país; gracias a esto pudimos ver playas y hoteles llenos a pesar de las fechas en la que nos encontramos.

Aunque el tiempo del pasado puente ayudó al turismo, no fue tan benevolente con el campo, que tiene carencias de agua para la siembra, en algunos casos de manera urgente, como es el caso de Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y gran parte de Aragón.

¿Cómo será el resto de octubre?

A partir de ayer, y hasta este sábado existe la posibilidad que se produzcan lluvias aisladas con poca importancia en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana.

También podrían desarrollarse lluvias en Galicia al final de la jornada del sábado, a consecuencia de un frente que el domingo podría desplazarse en las regiones cantábricas, meseta castellano-leonesa, Comunidad de Madrid y norte de Extremadura, propiciando en general lluvias débiles e insuficientes para la agricultura.

Durante la semana próxima probablemente llegarán nuevos frentes por el noroeste peninsular, pudiendo causar lluvias poco importantes en estos mismos puntos, pero especialmente en Galicia.

En los últimos días del mes podrá llover de manera esporádica pero en general, si se cumplen los mapas de previsión actuales, predominará la estabilidad en casi toda España, quizás a excepción de Galicia.

Además, en esta segunda quincena del mes las temperaturas se situarán por encima del normal, sobre todo en el interior de la mitad sur peninsular donde podrían darse registros de hasta 3 °C superiores a la media. Todo esto mientras esperamos los efectos del posible calentamiento repentino estratosférico.

“Habrá un calentamiento repentino estratosférico”

A finales de octubre podríamos presenciar un calentamiento repentino estratosférico (CSE) causado por el intercambio de energía en forma de calor que se produce entre la estratosfera y la troposfera, y que puede derivar en grandes variaciones de circulación entre ambas capas.

Los CSE tienen su origen en latitudes medianas y se mueven hacia las polares, desplazando al aire más frío de esa región y comprometiendo la estabilidad del vórtice polar.

En esta ocasión destaca la posibilidad que este fenómeno se produzca en fechas tan tempranas, casi de récord, puesto que el fenómeno tendría lugar entre la última semana de octubre y las primeras de noviembre, algo muy poco habitual.

Si la circulación de la estratosfera se ve afectada, puede llegar a capas inferiores, produciéndose cambios en la circulación de la troposfera y grandes anomalías, como ocurrió durante el invierno pasado cuando un episodio de calentamiento repentino estratosférico desestabilizó la circulación de la estratosfera en diciembre y las anomalías afectaron los sistemas meteorológicos de la troposfera el mes de enero desencadenante, entre otros fenómenos, la borrasca Filomena.

CatalanSpanish