fbpx
15.3 C
Alicante

Las claves para elegir una silla de paseo

Las sillas de paseo son un elemento imprescindible si los papás desean pasear con su pequeño con absoluta tranquilidad y comodidad.

- Publicidad -Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -El_Campello

Sin embargo, hay tantos modelos diferentes en el mercado que es difícil saber cuál es la silla más indicada para el bebé.

Aquí entra en juego el sitio web http://www.sillasdepaseoligeras.eu/ ya que ponen a disposición de los familiares toda la información que necesitan saber antes de comprar una silla de paseo.

¿Cuándo es el momento indicado para comprar una silla de paseo?

Las sillas de paseo son muy útiles para el día a día de una familia, pero la necesidad de este tipo de transporte depende de cada uno. Por ejemplo, los padres que tengan capazo podrán utilizarlo aproximadamente entre los primeros dos y cuatro meses.

Pasados esos meses, el capazo se puede transformar en una silla. Eso sí, siempre y cuando se trate de una silla de paseo adaptada a ello. Aunque, generalmente, las sillas de paseo se utilizan más a partir del primer año de vida del pequeño.

¿Por qué es importante comprar una silla de paseo ligera?

Las sillas de paseo son verdaderamente útiles para los padres, ya que no tendrán que cargar con su bebé todo el rato en brazos. Además, cuando el pequeño se canse de andar o quiera dormir podrá descansar en la silla.

Por tanto, tanto el niño como los padres salen ganando con una silla de paseo en casa. Por otra parte, hay que señalar que, a partir de los 12 meses, es mejor optar por sillas más ligeras, concretamente que pesen menos de 7 kg.

Pero ¿por qué tienen que ser tan ligeras? Muy sencillo. Las sillas de paseo ligeras son más estables y facilitan a los padres su manejo y conducción. Además, una silla de paseo ligera no solo es práctica y cómoda a la hora de pasear con el niño, sino también al subir las escaleras o colocar la sillita en el maletero del coche.

La importancia del lugar y del tiempo

Antes de decantarse por un modelo u otro, es recomendable tener en cuenta el lugar donde se va a utilizar esa sillita de paseo, ya que no es lo mismo pasear por calles pavimentadas que por caminos de tierra y piedras.

Dependiendo del lugar, la familia necesitará un carro con mayor o menor amortiguación y con ruedas más simples o complejas. De la misma manera, es aconsejable tener en cuenta el tiempo de uso de la silla de paseo.

Por ejemplo, si los padres desean una silla de paseo que les dure hasta que el niño tenga 5 años, tendrán que comprar una silla con un precio bastante elevado.  Esto se debe a que no es lo mismo una sillita que se va a utilizar durante mucho tiempo que una que se va a utilizar para momentos puntuales.

Fácil y cómoda: dos características imprescindibles

Antes de comprar una silla de paseo, es aconsejable realizar una prueba de conducción antes. De esta forma, los padres podrán verificar a través de su propia experiencia si se puede manejar con facilidad, si se pliega y se despliega fácilmente…

Además, dependiendo de las necesidades de cada familia, pueden darse cuenta de que necesitan una silla que se pliegue en modo paraguas o en modo libro. Al fin y al cabo, no hay nada como ver la sillita en persona antes de comprarla para saber si se va a adaptar al maletero del coche o al espacio destinado para ella en el hogar.

En este punto, hay que señalar que es recomendable que los padres escojan una silla que se pueda plegar y desplegar con una sola mano porque, en muchas ocasiones, estarán sujetando a su pequeño con la otra.

Y aunque no es indispensable, también es muy útil que el asiento sea reversible y que la sillita cuenta con una cesta para guardar los juguetes e incluso la cesta de la compra. De igual forma, es muy útil que la silla cuente con una capota para proteger al pequeño de los rayos del sol y con un plástico impermeable para protegerlo del viento y la lluvia.

Aspectos técnicos importantes a tener en cuenta

Antes de comprar una silla de paseo, es importante tener en cuenta la edad del pequeño, ya que es necesario que la silla esté homologada para esa edad. También, es imprescindible que la sillita cuente con frenos y con un manillar que se pueda regular en altura para que el familiar que maneje la sillita esté cómodo.

En definitiva, a la hora de comprar una silla de paseo hay que tener en cuenta aspectos como la amortiguación, la reclinación del asiento, la altura del manillar, los accesorios… Pero, sobre todo, hay que tener en cuenta su peso, ya que una silla ligera, sobre todo, a partir de los 12 meses es sinónimo de comodidad y estabilidad.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -
CatalanSpanish