fbpx
22.8 C
Alicante
lunes, 25 mayo , 2020

La Policía Nacional lidera la mayor operación a nivel europeo contra la distribución ilícita de señal a través de IPTV

Se han realizado 14 registros simultáneos, ocho de ellos en España, y se ha detenido a un total de cinco personas acusadas de delitos de pertenencia a organización criminal, delitos contra la propiedad intelectual, defraudación al fluido de las telecomunicaciones y blanqueo de capitales.

- Publicidad -
- Publicidad -Coronavirus
- Publicidad -MobilitatCoronavirus CaixaOntinyent
- Publicidad -Benitatxell Mascarillas
- Publicidad -Aspe
- Publicidad -Teulada

Lo más leído

Unidas Podemos exige la dimisión de Llopis por su “negasta gestión” ante la emergencia soc

La coalición de izquierdas, con el apoyo del PSOE y Compromís exige al alcalde que releve a Julia Llopis del cargo porque afirman que no valora el trabajo de las entidades sociales y aseguran que no tiene ningún plan para solventar la emergencia social.

A partir de mañana no se podrá vender tabaco mentolado en los estancos

La prohibición viene dada desde la Unión Europea.

Mercadona detecta aumentos de un 20% en varios productos de alimentación

Según la cadena esto se debe a que el cliente comienza a prepararse platos más ligeros de cara al verano.

Los turistas extranjeros podrán visitar España a partir de julio

Sánchez ha aprovechado su intervención ante los medios para anunciar la reactivación del fútbol profesional a partir de la semana del 8 de junio.

La Policía Nacional ha liderado un equipo de investigación formado por cuerpos policiales de España, Reino Unido y Dinamarca, además de  Europol, dirigido contra la distribución de señal ilícita a través de IPTV. Como resultado, se ha llevado a cabo la mayor operación realizada hasta la fecha a nivel europeo contra este delito y se ha puesto fin a una infraestructura tecnológica internacional muy compleja compuesta por once “granjas” de servidores distribuidas por todo el mundo, algunas de ellas con más de 44 servidores.

La investigación se inició a finales de 2015, tras la denuncia presentada por la Premier League por un presunto delito contra la propiedad intelectual llevado a cabo por una web radicada en Málaga, ofreciendo suscripciones de IPTV con acceso a multitud de canales internacionales de acceso condicional. Tras la denuncia, los agentes de la Policía Nacional constataron la gran envergadura de la ilícita actividad al comercializar, presuntamente, servicios de abono a suscripciones de IPTV que permitían el acceso al visionado de más de 800 canales televisivos, a un repositorio de obras audiovisuales protegidas y a un listado de emisoras de radios extranjeras.

Además se comprobó la existencia de una decena de suscripciones categorizadas principalmente por el país de origen de los canales, lo que implicaba que la infraestructura necesaria para la interceptación y distribución debía de ser de especial relevancia. El precio de las suscripciones variaba no solo por el tipo de suscripción, sino por el tiempo de abono a la misma y oscilaba de los 40 euros mensuales a los 460.

Los agentes también se percataron de que a la página web denunciada había asociados varios perfiles en redes sociales, promocionando sus servicios para obtener mayor clientela. Además, la investigación permitió averiguar que no solo se estaba cometiendo el delito a través de la página denunciada, sino que existía cerca de una veintena de ellas. A pesar de que las titulares del negocio eran sociedades españolas, el pago de las suscripciones se tenía que hacer a una sociedad gibraltareña.

Fruto de las pesquisas policiales y del avance de la investigación, se comprobó que detrás de los hechos había un entramado societario y de páginas web coordinado por una organización criminal especializada de carácter internacional con ramificaciones en España, Dinamarca, Reino Unido, Letonia, Países Bajos y Chipre.

Entramado de páginas web y sociedades

La estrategia utilizada por los investigados consistía en utilizar multitud de servidores e ir cambiándolos periódicamente, creando paulatinamente nuevas páginas web hasta  constituir un entramado que, en principio, no tenía relación. De esta forma pretendían no ser detectados por la Policía Nacional y seguir lucrándose del delito.

Tras una investigación pormenorizada, los policías descubrieron un nexo de unión entre las sociedades titulares y las cuentas bancarias beneficiarias de las suscripciones, siempre pertenecientes a los integrantes de la organización.

La investigación constató que, para dificultar el rastro, cada vez mostraban menos el contenido ofrecido y que, además, estaban contratando sistemas de anonimización. Habían evolucionado tecnológicamente de manera que les estaba permitiendo aumentar el volumen de clientela, dado que ofrecían diversas formas de acceso al visionado de canales cada vez más innovadoras. Se ha identificado subscriptores en más de treinta países.

Infraestructura para dar apariencia legal

Para dar apariencia de legalidad al negocio ilícito y blanquear los beneficios, creaban empresas con actividad lícita y con un objeto social relacionado con la provisión de servicios de telecomunicaciones, internet y hardware. Por un lado poseían la infraestructura técnica y tecnológica necesaria para poder llevar a cabo su negocio lícito (operadores de fibra) y también el negocio ilícito (las suscripciones ilegales de IPTV) y, por otro, la circunstancia de que eran operadores autorizados para fibra les servía de argumento para que los clientes creyesen que también lo eran para la distribución de canales extranjeros.

Así conseguían mezclar los ingresos procedentes de las suscripciones con los procedentes de la actividad legal para evitar su rastreo. De forma paralela al entramado de las páginas web, también se ha identificado otro de sociedades creadas con la finalidad de diversificar la responsabilidad y beneficios del delito.

Dado que se trataba de un entramado de carácter internacional, los investigados necesitaban mantener un control efectivo por lo que contaban con socios o personal de confianza ubicados en Dinamarca, país donde encontraba la otra rama más relevante de la actividad. Concretamente, se ha comprobado que la ramificación danesa se dedicada principalmente al apoyo técnico y tecnológico del delito, ya que las buenas condiciones de banda ancha del lugar permitía que desde allí se procediese a la interceptación ilícita de determinados canales televisivos y, por ende, a la captación de nuevos clientes.

Operativo policial

Tras analizar todos los datos recopilados, se llevó a cabo una operación policial internacional entre España, Dinamarca y Reino Unido relativa a un delito contra la propiedad intelectual. Esta operación fue dirigida por España en el marco del Equipo Conjunto de Investigación y, además, se contó con la participación muy activa de Países Bajos como consecuencia de una Comisión Rogatoria Internacional.

Durante el operativo se realizaron 14 registros simultáneos: ocho en España (provincias de Málaga, Madrid y Alicante), cuatro en Dinamarca y dos en Reino Unido. Durante la práctica de los mismos se pudo acceder a información muy relevante y que confirmaba lo sospechado por los investigadores. De hecho, durante el operativo se procedió a la desconexión de 66 servidores que en esos momentos estaban siendo utilizados para la comisión del delito y se detectó e identificó al resto de servidores que formaban parte de una red de ordenadores conectados a nivel internacional. Por los datos que se tienen hasta el momento, se sabe que forman una red de 11 “granjas” de servidores, sin poder determinar el número de servidores que compone cada una de ellas.

El dispositivo finalizó con la detención de cinco personas y la toma de declaración como testigos de otras diez. Los tres detenidos en España, una vez puestos a disposición del Juzgado, ingresaron en prisión.

Importantes beneficios económicos y alto nivel de vida

Una de las principales características de este ciberdelito es la alta rentabilidad. En el caso de esta operación se ha calculado que desde el inicio de la actividad habrían obtenido un beneficio económico de unos 8 millones de euros. Además, desde el año 2013 han estado desviando más de 1.600.000 euros a sociedades ubicadas en el extranjero.

Los arrestados residían en urbanizaciones de lujo de la costa malagueña, usando vehículos de alta gama que continuamente iban renovando. De hecho, en el operativo se intervinieron 12 vehículos de alta gama, además de bloquear cuentas bancarias y bienes inmuebles.

También te puede interesar

Últimas noticias

Ikea reobrirà parcialment la seua tenda en València

En el cas del centre Ikea d'Alfafar (València) el centre tan sols tindrà habilitats 400 m2.

Alicante rinde homenaje online a las víctimas del bombardeo del Mercado Central

El confinamiento y las medidas de seguridad propias de la pandemia no permiten este año realizar el homenaje en la plaza del 25 de mayo.

Detenidos un padre, su hijo y tres vecinos en Alicante tras una pelea con arma blanca

En la madrugada del domingo, una llamada al 091 alertó de esta pelea en el barrio de Carolinas.

Almoradí reanuda sus servicios de recogida de enseres

El Ayuntamiento de Almoradí reabre el Punto Limpio situado en el Polígono Industrial Las Maromas, calle Italia esquina con calle Portugal.

Dos detenidos por no guardar la distancia de seguridad en un local de comida preparada en Elche

El establecimiento advirtió de las limitaciones de acceso y uso de mascarillas, siendo ignoradas por los dos implicados.
CatalanSpanish