```

Noticias de Alicante y provincia

miércoles, 24 abril 2024

SEMAF pide al Consell un plan provincial para el TRAM como en Valencia

La conexión del eje socio económico Alicante- Elche con parada en el Aeropuerto y el parque empresarial de Torrellano ha de ser prioritaria

El Sindicato de Maquinistas SEMAF, solicita a la Consellera de Infraestructuras, Salomé Pradas, con motivo de la reciente confirmación de la Estación Intermodal, que desarrolle en Alicante un sólido plan provincial de transporte público ferroviario, a similitud de Valencia; en lugar de improvisar con parches la extensión del servicio hacia otras poblaciones.

Una estrategia que debe consolidar y potenciar con el TRAM, en una primera fase, el eje socio económico Alicante- Elche, con parada en el Aeropuerto y el Parque Empresarial de Torrellano.

Igualmente, el Plan del TRAM provincial, para ser efectivo, ha de fundamentarse en trazados ferroviarios entre las conexiones interurbanas, y circunscribir el desarrollo de trazados tranviarios al ámbito urbano. El primer caso permite velocidades de hasta 100 km/h, mientras que el segundo tiene como máximo los 50 km/h.

Los diferentes núcleos poblacionales de la provincia de Alicante han de estar conectados por un sistema de transporte ferroviario homogéneo, ágil, eficiente y eficaz. Por ello, El secretario de Ferrocarriles Autonómicos de SEMAF, José Javier Bleda, afirma que “por sus características poblacionales, turísticas y empresariales, Alicante ha de compararse con provincias como Valencia, Vizcaya, Sevilla, Cantabria… y también Barcelona o Madrid. Provincias que cuentan con uno, o varios sistemas ferroviarios (Estatal, autonómico y metropolitano) que vertebran su territorio y conectan sus diferentes municipios”.

En Alicante ha de realizarse una adecuada planificación para cumplir los objetivos, en lugar de ‘parches’ circunstanciales que dificulten la movilidad. José Javier Bleda, recrimina que “plantear una mezcla diferentes sistemas como el mencionado trolebús, o trazados tranviarios urbanos, como red de comunicación provincial, son un error, que limitarán y condicionarán el desarrollo poblacional, industrial y turístico de Alicante; y que incentivarán el uso del coche”. En palabras de Bleda “es comprensible que las autoridades municipales quieran lo antes posible una solución de movilidad para sus ciudadanos, pero la precipitación propicia soluciones viciadas desde su inicio”.

En este sentido, los maquinistas también destacan la gran importancia de que el TRAM conecte al segundo y tercer municipio de la Comunidad Valenciana, entre ellos, con el Aeropuerto y el Parque Empresarial de Torrellano. De esta manera se potenciaría el eje socio económico Alicante- Elche. Valencia y ciudades similares están conectadas por ferrocarril con su aeropuerto. De hecho, el Aeropuerto Alicante-Elche está concebido y cuenta con la estructura para la conexión con las líneas de ferrocarril.

Trazado Ferroviario

El transporte público es útil si resulta competitivo en tiempos, accesibilidad y capacidad de lo contrario los usuarios optan por el transporte privado. Por lo que, apunta Bleda “es necesario llevar a cabo una visión ferroviaria que permita la movilidad de toda la población, como ocurre en otras provincias de España; por ejemplo, Valencia, que está unida de norte a sur y de este a oeste, por FGV y por Cercanías de Renfe. Sin embargo, en Alicante continuamos con carencias propias del siglo pasado”.

El sindicato subraya a las palabras del urbanista Alejandro Escribano en las que exponía “que hay que apostar por el Metro, el tranvía está muy bien para distancias de hasta 5 kilómetros, pero a partir de ahí empieza a incrementarse mucho los tiempos de los desplazamientos”.

La visión tranviaria limitará las capacidades de movilidad del futuro, y será un hándicap enorme para las necesidades de movilidad que vendrán limitadas por los tiempos de marcha lentos. José Javier Bleda apunta que “el trazado ferroviario, como por el que discurre el TRAM entre Villajoyosa y Benidorm, alcanza velocidades de 100 km/h, mientras que los trazados tranviarios lo hacen a un máximo de 50 km/h. No parece muy indicado, unir diferentes poblaciones con trazados tranviarios y una infinidad de paradas que hacen tardar mucho tiempo para llegar a destino, y desincentivar el uso del transporte público”.