RSU Orihuela

La Concejalía de Patrimonio Histórico que dirige el edil Rafael Almagro ha realizado este viernes varias acciones en la Alcazaba del Castillo de Orihuela, con la finalidad de “analizar por un lado la posibilidad de encontrar alguna inscripción antigua; analizar los grafitis para actuar sobre ellos y poder eliminarlos; y por otra parte, limpiar la basura acumulada en la cisterna de la Alcazaba para mantener en las mejores condiciones este elemento patrimonial”, aseguró el edil.

Así, el equipo de limpieza estuvo conformado por la edil Sabina-Goretti Galindo, el arqueólogo municipal Emilio Diz, y personal de la Concejalía de Patrimonio Histórico así como un equipo de Protección Civil. Y es que dichas tareas “no son fáciles de realizar y requieren de medios especiales que nos han aportado desde Protección Civil, ya que debemos de garantizar las medidas de seguridad a la hora de realizar estos trabajos”. Entre las cerca de veinte bolsas de basura recogidas se han encontrado botellas de cristal, latas de refrescos y bolsas de plástico, entre otros desperdicios.

En cuanto a los grafitis, “se han realizado fotografías para valorar la mejor forma de eliminarlos”, aseguró Almagro, quien hizo un llamamiento a la ciudadanía “porque es responsabilidad de todos mantener estos elementos de gran valor patrimonial y debemos denunciar cualquier acto vandálico que los dañe”.

La Alcazaba

Forma parte del sistema defensivo medieval de la ciudad de Orihuela. Es de origen islámico y era la sede del poder político y militar, residencia del alcaide, último bastión defensivo. Tras la conquista feudal este espacio se conoce como celoquía.

 

 

 

 

 

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante