Luis Barcala: “En mi año de gobierno he demostrado que, a diferencia del tripartito, el PP dialoga y actúa, y el 26M pido la oportunidad para afianzar a Alicante como capitalidad económica”

El alcalde de Alicante y candidato popular a la reelección saca pecho de su "trilogía fiscal" y de su inversión de 32 millones de euros y los presenta como la mejor garantía para un segundo mandato. Su medida estrella es su ambiciosa apuesta de "Alicante Futura" para generar empleo y para dotar a la ciudad de una industria tecnológica referente. Por último, aspira a gobernar en solitario, antepone Alicante y sus vecinos a los intereses de su partido. Finalmente, su rincón favorito de la ciudad es el Panteón de Quijano del que siente "una fascinación permanente".

Luis Barcala, alcalde de Alicante, posando de perfil en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante
Luis Barcala, alcalde de Alicante, posando de perfil en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante
Juega Limpio Orihuela

AF: ¿Cómo valora esta vertiginosa legislatura en la que ha habido tres gobiernos (tripartito de izquierdas, minigobierno del PSOE y minigobierno final del PP)?

LB: Yo supongo que si alguien volviera a 2015 y se planteara que iba a terminar pasando todo lo que ha pasado, no se lo creería, porque nadie pensaba que un tripartito de izquierdas que consiguió una mayoría absoluta para gobernar después de 20 años fuera capaz de tirarla a la basura, de decepcionar a sus votantes y sobre todo de paralizar una ciudad completamente; eso ya es inaudito, pero que termine saltando por los aires ese tripartito con un alcalde con un doble procesamiento, que se produzca una investidura y que termine gobernando de nuevo el Partido Popular, creo que por inaudito que sea es lo mejor que le ha podido pasar a la ciudad de Alicante.

AF: ¿Se esperaba que al principio de la legislatura iba a acabar siendo alcalde? Se lo pregunto porque su llegada a la alcaldía resultó más sorprendente con la famosa votación de Belmonte que la moción de censura de Pedro Sánchez…

Luis Barcala firmando documentos en su despacho /Alex Ferrer
Luis Barcala firmando documentos en su despacho /Alex Ferrer

LB: No, en absoluto. Yo tenía asumido al inicio de la legislatura que teníamos que hacer una travesía en el desierto, que iban a ser cuatros años de oposición donde nuestro papel iba a ser el de fiscalizar y controlar al equipo de gobierno y convencer a la gente de que la alternativa del PP era la que Alicante necesitaba. He tenido la gran oportunidad de poder demostrar cuáles son las diferencias entre un tripartido de izquierdas que habla, pero no hace nada y lo que es un gobierno del PP que dialoga, pero que actúa.

AF: Precisamente desde la oposición, especialmente el tripartito de izquierdas, le ha calificado de alcalde ilegítimo por llegar al poder gracias al voto de una tránsfuga. Sin embargo, usted les replica recordándoles que no solo perdieron por el voto de Belmonte sino un total de 7 votos con respecto a la investidura de Echávarri...

LB: Echávarri fue investido con 21 votos, los de su partido, Guanyar, Compromís y Ciudadanos. Esos son 21 votos de los cuales 7 los perdieron cuando Eva Montesinos se presentó a esa reelección para sustituir a Echávarri. Apelar a una supuesta ilegitimidad es no querer reconocer el fracaso del propio tripartito. Yo no gano la alcaldía, ellos pierden el gobierno.

AF: Usted siempre destaca que con su gestión “ha vuelto la normalidad y se ha ido el ruido interno” en el Ayuntamiento. Sin embargo, usted ha logrado, junto a la ayuda de otros partidos, cancelar el plan de ajuste, aprobar la bajada del 5% en el IBI y sobre todo aprobar “los mejores presupuestos de Alicante” (según el propio Barcala). Por lo tanto, ¿qué es lo que más destacaría de su año de mandato: la vuelta a la normalidad o esa “trilogía fiscal”?

sin dar normalidad al Ayuntamiento y a la ciudad de Alicante, sin dejar los debates estériles y peleas no hubiera sido posible sacar adelante “la cancelación del Plan de Ajuste, la rebaja fiscal con la bajada de impuestos y la aprobación de los presupuestos”

LB: Una cosa lleva necesariamente a la otra. Sin tranquilizar las cosas y sin dar normalidad al Ayuntamiento y a la ciudad de Alicante, sin poner por delante el trabajo y resolver los temas importantes de la ciudad, sin dejar los debates estériles, inútiles y peleas no hubiera sido posible el diálogo ni el consenso para sacar adelante medidas tan importantes como “la cancelación del Plan de Ajuste, la rebaja fiscal con la bajada de impuestos que es nuestro compromiso y la aprobación de los presupuestos”. Pero tan importante como eso ha sido activar la inversión en la ciudad, en la que más de 32 millones de euros han sido destinados a los barrios de Alicante que los estaban esperando como agua de mayo y que no recibieron ni un euro en los tres años del tripartito.

AF: Y todo lo ha logrado con sólo 8 de 29 concejales, ¿ha tenido que hacer mucho equilibrismo aritmético/parlamentario?

LB: Lo que hemos demostrado es que pese a los cordones sanitarios que nos han querido imponer, sobre todo el PSOE que se ha mantenido al margen en todo momento (primero lo hizo gobernando y luego dándole la espalda a los alicantinos en los temas importantes),  hemos sido capaces de llegar a acuerdos cuando la ideología se deja aparte y cuando las banderas conducen a debates estériles. Hemos puesto  encima de la mesa temas que les importaban a los alicantinos y cuando los propios ciudadanos han dicho que eso era realmente lo que  querían, el resto de partidos se ha quedado totalmente desarmado para no sentarse con nosotros y llegar a acuerdos.

AF: Su programa electoral se basa en varios ejes: la generación de empleo, la familia como pivote de las políticas sociales y ejercer un “alicantinismo” en reivindicaciones y señas de identidad. Sin embargo, su apuesta más ambiciosa es “Alicante Futura”. ¿Es su medida estrella?

Luis Barcala posando sonriente en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante
Luis Barcala posando sonriente en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante

hay proyectos como Alicante Futura que pretenden diseñar un modelo de ciudad y afianzar la capitalidad de alicante como motor económico de la provincia. ahora se nos presenta la oportunidad de tener una industria específica, identitaria y que sea clave para situar a Alicante en la capitalidad de la industria tecnológica

LB: Esos son los tres pilares en los que se orienta cualquier política que desarrollemos. Para mí, el alicantinismo es fundamental porque soy un defensor a ultranza de nuestras tradiciones y de nuestras señas de identidad, pero sobre todo soy un defensor de Alicante y de los intereses de los alicantinos frente a cualquier partido, incluido el mío, y frente a cualquier administración. El hecho de que el empleo es uno de los ejes vertebradores es porque creo firmemente que la mejor política social es la que genera empleo. Nadie quiere recibir una subvención y todo el mundo quiere tener un empleo para lograr ese grado de autonomía y sentir la dignidad de tener tu propio trabajo y de tu propia vida. Pues bien luego hay proyectos como Alicante Futura que pretenden diseñar un modelo de ciudad en el que nos diga qué es lo que tenemos que hacer para llegar a un objetivo y ese objetivo es muy claro: afianzar la capitalidad de la ciudad de Alicante, no sólo como capital administrativa de la provincia sino como capital y motor económico de la propia provincia. Tenemos un sector servicios potentísimo y necesitamos un sector industrial también potente. Ahora se nos presenta la oportunidad de tener una industria específica, identitaria y que sea clave para situar a Alicante en la capitalidad de la industria tecnológica.

AF: ¿Y Alicante está lo suficientemente madura para asumir el reto de especializarse en el sector tecnológico?

LB: Sin ningún género de dudas. Primero porque las grandes empresas y las PYMES del sector ya han puesto su atención en Alicante y quieren instalarse en nuestra ciudad, eso era lo más complicado y son las empresas las que nos lo piden. Nosotros tenemos que cumplir con nuestra parte que es coordinar todas las piezas de este puzzle, coordinar al resto de administraciones para que realicen en Alicante las inversiones que son necesarias para consolidar ese tipo de industria y para que Alicante crezca en capitalidad; también aprovechar la generación de conocimiento y de talento que viene de la mano no solo de nuestras universidades (UA y UMH) sino de los centros de formación profesional y de los centros educativos. La responsabilidad del Ayuntamiento cuando define la Alicante del futuro es coordinar al resto de los agentes, incluido los privados, para que todos rememos en la misma dirección.

AF: Algunos de sus contrincantes han cuestionado su utilidad por su semejanza con el Distrito Digital de la Generalitat y también han puesto en duda su promesa de crear 6.000 empleos en dos años y medio…

LB: Bien, al margen de que ningún otro grupo pone encima de la mesa una propuesta para crear empleo, ya no digo 6.000 sino ninguno, yo esa cifra la baso en los datos de demanda de empleo que me trasladan las grandes empresas y PYMES que ya se han implantado en Alicante. Lo que me trasladan es que para que hacer viables sus proyectos necesitan hasta 6.000 puestos de empleo en los próximos 2 años y medio o 3 años. No son cifras que yo calcule, son cifras que nos facilitan los que generan ese empleo.

AF: Otra de sus grandes apuestas ha sido su “defensa de la libertad educativa” y su guiño a la educación concertada, esto se ha visto tanto a nivel programático como en la incorporación de Julia Llopis. ¿La educación concertada está amenazada con un nuevo Botànic y un nuevo tripartito en Alicante?

 el gobierno del Botànic y en particular las políticas sectarias y tendentes a convertirnos claramente en una sucursal de Cataluña han llegado a ser tan miserables como para utilizar la Educación, como se hizo hace 25 años Cataluña. los padres y madres alicantinos tendrán que decidir si quieren un gobierno tripartito que se pliegue a esa política sectaria educativa o un gobierno fuerte de centro-derecha liderado por el PP en Alicante que siga siendo el freno a ella

LB: Absolutamente. Hemos estado cuatro años en los que el gobierno del Botànic y en particular las políticas sectarias y tendentes a convertirnos claramente en una sucursal de Cataluña han llegado a ser tan miserables como para utilizar la Educación, como se hizo hace 25 años Cataluña, para manipular a nuestros hijos y eso es algo que no vamos a permitir bajo ningún concepto por dos motivos. En primer lugar porque creemos firmemente en el derecho de los padres a elegir con total libertad la educación que quieren para sus hijos, y eso incluye tanto el modelo educativo como el tipo de educación y, por lo tanto, tienen la posibilidad de elegir entre pública y concertada, sino también las líneas educativas. El valenciano impuesto es un error y atenta contra la libertad fundamental de elección de los padres. Nosotros tenemos el castellano como lengua común para nuestro país, que es España, y el valenciano es nuestra lengua cooficial en nuestra comunidad y tiene que estar presente dentro de las líneas educativas, pero no puede ser en ningún caso excluyente y tiene que atender a la realidad que vivimos: son los padres los que quieren la línea de actuación, quieren el castellano y el valenciano, pero también un tercer idioma como el inglés o el francés. Ese es el modelo educativo que tiene que satisfacer la administración y después de cuatro años de peleas constantes donde sólo el PP ha sido el único que ha estado del lado de los padres dando la cara en numerosos procedimientos judiciales, que los hemos ganado todos y el señor Marzá de Compromís los ha perdido todos, estamos ya abocados a continuar con esa batalla después del 28A…y los padres y madres alicantinos tendrán que decidir si quieren un gobierno tripartito que se pliegue a esa política sectaria educativa o un gobierno fuerte de centro-derecha liderado por el PP en Alicante que siga siendo el freno a esa irresponsabilidad política.

AF: Sin embargo, si en Alicante hay un problema y una preocupación máxima es en la Limpieza. A pesar de mejorarla y de erradicar el botellón en grandes eventos como Hogueras, Santa Faz y Carnaval, Alicante ha sido recientemente valorada como la segunda ciudad más sucia de España y los alicantinos dicen que la limpieza ha empeorado en un 10% bajo su mandato… ¿Cuál es su receta para resolver “la asignatura pendiente” de la capital alicantina?

LB: Ranking al margen porque Alicante no se ha ensuciado el último año. Lo primero de todo es que partimos de la inactividad y la ineficacia de tres años en los que la limpieza ha estado en manos de un tripartito que no ha hecho absolutamente nada. Nosotros en este año la hemos mejorado y la gente lo ha percibido, pero estamos todavía lejos de los estándares que queremos de limpieza. ¿Cómo vamos a seguir mejorando hasta que finalice estos dos años de la contrata? Pues supervisando su trabajo, seguiremos planificando para mejorar los recursos, seguiremos con las campaña de concienciación y con las sancionadoras de aquellos que no cumplen con las normas. El problema de la suciedad que se percibe por los ciudadanos alicantinos ya se ha focalizado mucho en un aspecto tan concreto como los excrementos de los perros. Llevamos 300 sanciones en dos meses y medio por la no recogida de excrementos. Los dueños de los perros tienen que responsabilizarse de eso porque están generando un problema de convivencia, nosotros vamos a exigir esa responsabilidad porque al que no cumpla, lo vamos a sancionar. Y dentro de dos años sacaremos a licitación dos contratas, una específica de limpieza y otra de recogida y tratamiento de residuos porque entendemos, que la especialización de las empresas que se dediquen a una cosa y a otra favorecerán mucho los resultados de limpieza. Eso añadido a unos pliegos que sean muchos más claros, exigentes y realistas con las necesidades que tiene la ciudad de Alicante para estar valorada entre las mejores en limpieza.

AF: Otro de los grandes problemas es el incremento de carteristas y, por consiguiente, de robos en el barrio de Carolinas y la zona del Bulevar. VOX ha propuesto que vuelva la Policía Local de barrio. ¿Usted baraja también esta medida para reforzar la seguridad?

LB: Probablemente es que VOX no se entera de qué Policía tenemos ni cómo está estructurada (risas). La Policía de barrio la pusimos en la pasada legislatura, el tripartito se la cargó para gran alarma de los vecinos de Alicante. Es una de las primeras medidas que adoptamos cuando llegamos al gobierno. A día de hoy, todos los barrios de Alicante tienen sus propios policías locales. Lo que hemos planteado es ampliar la plantilla para que haya más agentes al igual que he anunciado doblar el número de componentes de la unidad FOX que es la que ahora mismo se encarga del control de la vía pública, es decir de que no haya botellón, de que se erradique el consumo de alcohol entre los jóvenes y que la convivencia entre ocio y la residencia sea una realidad. VOX tendría que aprender primero cómo funcionan las cosas antes de proponer cosas que ya existen…

AF: ¿Cuál sería la primera medida que tomaría si logra revalidar la alcaldía?

LB: Yo tengo una ventaja sobre los demás y es que yo ya estoy adoptando medidas, y por lo tanto la primera medida que tomaré será continuar con todos los programas que llevamos en marcha. Yo llevo un año gobernando y un año es muy poco. Yo lo que estoy pidiendo es la oportunidad de continuar para poder seguir desarrollando. Recientemente hemos aprobado un paquete de inversiones importantísimo en el que se nos acusa de electoralismo y tengo que decir que es la primera vez en mi vida que se critica a alguien por trabajar y lo más destacable es que critican los que no han trabajado en cuatro años. Mire, yo lo advertí, no iba a dejar de trabajar por esta ciudad ni un solo minuto aunque estuviéramos en campaña electoral. Yo comprendo que los demás se estén paseando y haciendo mítines, pero yo tengo que compatibilizar la campaña con el trabajo y no voy a perder ni un minuto que los alicantinos necesiten en inversiones, trabajo y en mejorar la ciudad.

AF: A nivel electoral, usted ha remarcado que “no se puede extrapolar en absoluto” los resultados del 28A a las municipales en la ciudad de Alicante. Pero haber sido el PP la tercera fuerza le puede inquietar un poco, ¿no?

LB: El contexto de generales y autonómicas evidentemente ha generado una cierta inquietud, es que hasta el 28A, todo el mundo en esta ciudad había supuesto que el tripartito había desaparecido políticamente, que era una pesadilla del pasado y el que PP estaba clarísimo que debía seguir gobernando porque lo estaba haciendo bien. La incertidumbre que generan esos resultados aparentemente trastoca, pero los alicantinos son muy listos y saben perfectamente que esa decisión bien tomada, que tenían antes de las generales y autonómicas, la van a mantener respecto a los locales. De hecho, las últimas encuestas ya no tienen nada que ver con el 28A y ya no nos sitúan tercera fuera, todo lo contrario y nos pone en expectativas muy claras de seguir gobernando.

Luis Barcala posando sonriente y tocándose levemente levemente la camisa en el Castillo de Santa Bárbara /Populares Alicante
Luis Barcala posando sonriente y tocándose levemente levemente la camisa en el Castillo de Santa Bárbara /Populares Alicante

AF: Precisamente con Ciudadanos ha mantenido un debate “cuerpo a cuerpo” en los últimos días de campaña. Primero le ha recordado su apoyo a Echávarri, luego le ha reprochado su “cobardía política” por no entrar en su gobierno y ahora que se abra a pactar con el PSOE de Sanguino…

sobre cs: Yo no puedo entender que alguien que tiene la posibilidad de responder a su electorado cuando llegue el momento de poder hacerlo esconda la cabeza debajo del ala, a eso se llama cobardía política. hoy por hoy el pp es quien única y exclusivamente antepone alicante a su propio interés

LB: Hay una cuestión evidente y es que yo me presenté a las elecciones de 2015 para ganar y gobernar con un proyecto que creía que era el mejor para la ciudad de Alicante e igual que hice yo doy por supuesto que lo hicieron todos los partidos. Yo no puedo entender que alguien que tiene la posibilidad de responder a su electorado, con las promesas que hizo, cuando llegue el momento de poder hacerlo esconda la cabeza debajo del ala, se dé media vuelta y le dé la espalda a sus votantes y a toda la ciudad de Alicante. A todo esto lo llamo cobardía política. A mí cuando se me planteó la posibilidad asumí la responsabilidad aún con 8 concejales y di la opción de que esto lo pudiéramos hacer entre más grupos para hacer un proyecto más amplio y compartido, pero se dijo que no porque se antepuso el interés partidista y electoralista a la responsabilidad con los alicantinos. Por lo tanto, yo sé bien quién a día de hoy antepone el interés de los alicantinos y de Alicante a su propio interés personal y ese hoy por hoy única y exclusivamente es el PP. Pero si a eso le añadimos la política de pactos de Cs que, a lo mejor les ha traicionado el subconsciente, ha desvelado su intención de echarse en los brazos al PSOE… esa es la realidad.  Cs es un partido que se levanta liberal y se puede acostar socialdemócrata sin ningún problema. Esa falta de previsibilidad e incertidumbre, no es lo que no está pidiendo la gente, ya que quiere tranquilidad y seguridad para saber que cuando vota a alguien su deseo se va a hacer realidad.

AF: Usted ha manifestado su aspiración de gobernar en solitario como lo ha hecho este año. No obstante, según las encuestas todo parece indicar que el nuevo gobierno será a través de pactos. VOX ha confirmado que estaría abierto a reeditar un pacto a la andaluza, Cs aún no se ha pronunciado. ¿Les tiende puentes para esa fórmula en Alicante, si la aritmética lo permite?

LB: Yo un pacto a la andaluza no me lo planteo. Yo me planteo uno mucho más amplio, el mismo pacto y consenso con el que he sacado adelante la cancelación del plan de ajuste, la rebaja fiscal y los presupuestos.

AF: ¿O sea que sería más partidario de seguir gobernando en solitario con apoyos puntuales y que Cs y VOX le apoyen en la investidura?

LB: Gobernar en solitario con acuerdos puntuales, lo he estado haciendo hasta ahora y con el mejor resultado de esta legislatura para los alicantinos.

AF: ¿Y si Cs y VOX le exigen entrar en el gobierno para apoyarle la investidura?

Luis Barcala durante la entrevista en su despacho de Alcaldía / Alex Ferrer
Luis Barcala durante la entrevista en su despacho de Alcaldía / Alex Ferrer

LB: Dudo mucho que nadie me pueda exigir nada siendo la fuerza más votada, es lo mismo que ha pasado en estas elecciones. O todos se decantan por apoyar a un tripartito de izquierdas o necesariamente tendrán que respaldar a un gobierno de centro-derecha del PP. A mí no me van a exigir nada, pero yo la puerta la tengo abierta para negociar puntualmente todo lo que sea importante para los alicantinos porque yo no voy a permitir perder el tiempo hablando de ballenas o de tiempos pretéritos que ya no conducen absolutamente a nada. Yo me siento con todo aquel que quiera hablar de futuro, de las necesidades de los alicantinos, de todos los barrios de Alicante, de la educación y de sanidad.

AF: Aparte de con la ciudad de Alicante, ¿tiene una responsabilidad máxima con su partido porque actualmente junto con el de Málaga (Francisco de la Torre) es el alcalde más importante que tiene el PP en España? ¿Eso le da una presión añadida a la hora de afrontar estas elecciones?

LB: Si me paro a pensar evidentemente sé que hemos convertido a Alicante, por el trabajo que hemos hecho y por el peso que tenemos, en una referencia dentro del Partido Popular. Eso es absolutamente evidente, no sólo lo siento yo, así me lo manifiestan todos los órganos de mi partido (la dirección nacional, regional y provincial), pero créame que he estado muy centrado en Alicante, en la política local y no he estado en otro tipo de batallas, ni es el momento ni toca.

AF: Otro asunto que ha despertado interés ha sido su cartel de campaña. La pegada de carteles precisamente la hizo con la misma camisa azul turquesa del cartel, pero lo que llamó más la atención es que el logo del PP estuviera en su segundo plano. ¿Está renegando o escondiendo a su partido?

Barcala pegando el cartel de su campaña "Ilusión por Alicante" / PP Ciudad de Alicante
Barcala pegando el cartel de su campaña “Ilusión por Alicante” / PP Ciudad de Alicante

antes que del Partido Popular soy alicantino y desde que soy alcalde con más motivo, esas son mis prioridades y los alicantinos aprecian que su alcalde quiera a su ciudad. me da mucha pena el que dé igual poner un palo de escoba al frente de una lista porque de esa lista tiran unas siglas y no unas personas

LB: Bueno quiero aclarar que tengo varias camisas de ese tipo porque es un color que me gusta (risas). Independientemente de la broma, estamos en unas elecciones municipales y siempre el factor personal es mucho más determinante en unas locales que en unas generales o autonómicas. Yo no reniego de mis siglas bajo ningún concepto, llevo más de 37 años militando en el Partido Popular que siempre ha sido mi único partido y soy del PP, pero lo he dicho muchas veces antes que del Partido Popular soy alicantino y desde que soy alcalde con más motivo. Esas son mis responsabilidades y mis prioridades, Alicante y los alicantinos y después viene mi partido, y eso a la hora de trasladárselos a los alicantinos es algo que valoran y aprecian que su alcalde quiera y conozca su ciudad. Esto creo que es algo que hay que potenciar, pero no solo del PP y en mi caso como candidato, pienso que los demás alcaldables debían decir lo mismo, cosa que no hacen. Me da mucha pena el que dé  igual poner un palo de escoba al frente de una lista porque de esa lista tiran unas siglas y no unas personas, que son las que van a tener que asumir responsabilidades en Alicante y no las siglas ni sus dirigentes nacionales.

AF: Defina a los siguientes líderes políticos: Pablo Casado, Pedro Sánchez, Gabriel Echávarri, Paco Sanguino y Mari Carmen Sánchez

LB: Pablo Casado es uno de los políticos con más proyección, con una cabeza mejor amueblaba, con un sentido de Estado que existe hoy en España, pero eso mismo pondré decirlo con toda certeza dentro de 10 años
Pedro Sánchez: es una mala imitación de un Zapatero en un PSOE que entró en la deriva de grandes personajes y estadistas como Felipe González y Alfonso Guerra. El PSOE ha perdido el norte y creo que es una persona que no está a la altura de las circunstancias y como ZP no tendrá el sentido de Estado como para saber que gobierna un país y no un partido político.
Gabriel Echávarri: ha sido alcalde de Alicante, fue responsable de un tripartito que fracasó estrepitosamente y decepcionó a todos los alicantinos, no es el único responsable. A día de hoy está fuera de la política y por respeto y lealtad institucional no voy a hacer más comentarios.
Paco Sanguino: a nivel personal no puedo decir más de él, sí puedo decir que como gestor ha tirado del Teatro Principal a la mitad de los espectadores y ha doblado la deuda en sólo tres años

AF: ¿Se arrepiente de haberlo mantenido en la dirección del Principal?

sanguino como gestor ha tirado  del Teatro Principal a la mitad de los espectadores y ha doblado la deuda en sólo tres años; y mari carmen sánchez se nota que ha estado cuatro años en Valencia y que desconoce la situación real de Alicante

LB: Yo no lo mantuve, hay un Consejo de Administración en el que se tomó la decisión de, ante un plan de viabilidad presentado y con el compromiso de cumplirlo, darle una oportunidad. El problema es que ni ha cumplido ese plan ni se ha tomado el interés por el Teatro Principal. Resultado de todo: En 2018 la facturación cierra con una bajada de un millón y medio de euros. En pocas palabras si eso es la gestión que Sanguino que ha hecho en el Teatro no quiero imaginarme de lo que sería capaz gestionado la ciudad de Alicante.
Mari Carmen Sánchez: es una desconocida dentro de Alicante. Su inicio en la política como ella misma decía en una entrevista era porque en ese momento no tenía otra ocupación y ha estado cuatro años en Valencia y se nota que ha estado allí y que desconoce la situación real de Alicante.

AF: A nivel más personal, ¿cómo y cuándo surgió su pasión por la política?

LB: Desde muy joven. Yo me afilié con 19 años a Nuevas Generaciones donde llegué a ser el vicepresidente provincial. Luego tuvo un paréntesis, en el que seguí afiliado al PP, para dedicarme a mi profesión de abogado y más adelante volví a integrarme dentro de la estructura del partido en la que he estado dirigiendo los servicios jurídicos del partido durante 12 o 14 años. Y finalmente se me planteó la posibilidad de entrar en política municipal cuando yo realmente lo que me había planteado era ser parlamentario, pero la política es así y se te presenta en un momento determinado. Es verdad que me cogió con una carrera consolidada, con un despacho que funcionaba y con muchas ganas de hacer cosas por mi ciudad, y aproveché esa oportunidad. La pasada legislatura no entré en la investidura, entré mucho más tarde relevando a Joaquín Ripoll y a mitad de legislatura me dieron competencias cuando Asunción Zaplana fue nombrada consellera. Por lo tanto, yo ahora cumplo mi sexto año de carrera política, hay gente que piensa que llevo toda la vida… accedí mayor, pero aprovechando el tiempo.

AF: Sé qué es complicado y muy cambiante, pero ¿cómo es su día a día tanto en su función de alcalde como fuera de ella?

Luis Barcala, alcalde de Alicante, posando de perfil en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante
Luis Barcala, alcalde de Alicante, posando de perfil en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante

LB: Si me paro un momento a pensar, llego a la conclusión de que fuera de la vida de alcalde, no tengo vida ahora mismo(risas). Es cierto que esto me absorbe las 24 horas del día y lo compatibilizo porque mi familia me apoya, me respalda y comparte mucho de ese tiempo. Me levanto temprano y como tengo la suerte de que mis más cercanos colaboradores también madrugan mucho empezamos siempre leyendo la prensa y viendo los medios de comunicación. Ver lo que está pasando en Alicante y en el mundo en ese día y de qué hay que tratar ese día. Sobre las 8:30 salgo de casa y siempre paseando voy hasta el Ayuntamiento, y allí empieza la jornada laboral, que hay de todo (risas).

AF: ¿Cuáles son sus principales aficiones?

LB: Leer, soy un verdadero devorador de libros, principalmente de literatura, la pintura me gusta como aficionado al arte, pero sobre todo  me gusta pintar y esa es una de mis grandes pasiones. Además, me gusta mucho escribir y el deporte que para mí es una actividad absolutamente básica e imprescindible. He practicado toda mi vida deporte, empecé a competir con 10 años y desde entonces ha formado parte indispensablemente de mi vida.

AF: ¿Un rincón favorito de Alicante?

LB: El Panteón de Quijano, siempre lo cito porque es un lugar al que desde muy pequeño mis abuelos me debieron llevar  y me debió impactar muchísimo. Es un sitio al que de una u otra forma mi cabeza retorna permanentemente.

 AF: Por último, ¿cómo le gustaría que la gente lo recordara?

Hoy por hoy no es que me conforme con poco, es que creo que es muchísimo que la gente te valore, te quiera y que te diga que has sido un buen alcalde y una buena persona (acaba la última frase visiblemente emocionado)

LB: Una cosa que me dicen cuando estoy paseando por los barrios, sobre todo las señoras mayores, es que soy un buen alcalde. Hoy por hoy no es que me conforme con poco, es que creo que es muchísimo que la gente te valore, te quiera y que te diga que has sido un buen alcalde y una buena persona (acaba la última frase visiblemente emocionado).