Se incautan más de una tonelada de pescado inmaduro en el puerto de Calp y en una tienda de Cox

La Guardia Civil de Alicante se ha incautado de unos 520 kilogramos de pescado inmaduro en el puerto pesquero de la localidad de Calp y más de 610 kilos de moluscos procedentes de Portugal en un establecimiento de Cox.

Juega Limpio Orihuela

La Guardia Civil de Alicante se ha incautado de unos 520 kilogramos de pescado inmaduro en el puerto pesquero de la localidad de Calp y más de 610 kilos de moluscos procedentes de Portugal en un establecimiento de Cox.

Junto con la Inspección Pesquera de la Generalitat, las operaciones se han desarrollado en el marco del Plan Anual de Control e Inspección de las Actividades Pesqueras (PACIAP) del Servicio de Protección de la Naturaleza del instituto armado en varios puntos de la provincia de Alicante.

Según una nota de la Guardia Civil, los agentes han intervenido en el puerto pesquero de Calp un total de 520 kilos de pescado fresco inmaduro, principalmente merluza y pulpo, que se estaba comercializando en distintos puntos del puerto sin pasar los preceptivos controles en la lonja y careciendo de los etiquetados sanitarios y de trazabilidad.

Por otra parte, los agentes han encontrado en un establecimiento de la localidad de Cox, dedicado a la comercialización de moluscos bivalvos, más de 610 kilos de la especie almeja japónica que procedían de Portugal y carecían de los documentos pertinentes de trazabilidad.

Además, se comprobó que dicho establecimiento tampoco disponía de autorización por parte de la Consellería de Agricultura para llevar a cabo su actividad comercial, que también incluía la depuración de este tipo de especies destinadas al consumo humano.

El pescado incautado ha sido entregado a distintos centros benéficos para su consumo tras pasar los controles sanitarios. Los agentes del SEPRONA instruyeron durante estas inspecciones un total de 8 actas de denuncia, en los que hay implicados cinco buques pesqueros y tres mayoristas del sector.