fbpx
14.4 C
Alicante

Hosteleros denunciarán a Puig si no concreta un plan urgente de ayudas

Los hosteleros tienen claro que, “el momento de criminalizar a la hostelería ya pasó. Basta ya de respuestas tibias”.

Ante las últimas medidas restrictivas para contener la pandemia, impuestas en la Resolución de la Conselleria de Sanitat del pasado 5 de enero, los representantes de Asociación de Restaurantes de la Provincia de Alicante (ARA); Federación de Empresarios de Hostelería de la Provincia de Alicante (FEHPA) y Asociación de Locales de Restauración y Ocio de Alicante (ALROA) han querido manifestar lo siguiente:

• Que desde que en marzo se disparasen todas las alarmas por el incremento de contagios, nuestro sector se ha mantenido a disposición de las instituciones para trabajar codo con codo en la implementación de protocolos sanitarios de prevención en nuestros establecimientos.

 • Que pese a que estos protocolos han supuesto a nuestras empresas una gran inversión en formación, equipamiento, materiales y productos, jamás hemos expresado la más mínima queja ni reticencia al respecto, todo lo contrario: hemos colaborado con las instituciones para garantizar que los establecimientos hosteleros sean espacios seguros en los que se respetan todas las normativas de aforo, desinfección y distancia social. La hostelería de la provincia de Alicante es segura.

• Que hemos asumido estoicamente cada una de las limitaciones impuestas por el gobierno central y autonómico: reducción de aforos, de horarios, cierre total de nuestros negocios, prohibición del uso de barras, prohibición de Dj’s, más reducción de horarios, etc.

Pero siempre lo hemos hecho confiando en el compromiso que en cada una de las comparecencias públicas durante el confinamiento pronunció el presidente Pedro Sachez: que su gobierno no iba a dejar a caer a nadie. A fecha de hoy, nos preguntamos a quién se refería. Cuando se cumplen más de 9 meses de pandemia, recibimos esta tercera ola con un nuevo revés para nuestro sector: más limitaciones.

- Advertisement -

Cada vez que las cifras se disparan, la respuesta de las instituciones es el cierre o la limitación de nuestros negocios. Nos hemos cansado de expresar a través de campañas de comunicación, de marchas cívicas, de manifestaciones, en declaraciones públicas o de solicitudes a las diferentes administraciones que la hostelería y el ocio son la herramienta más eficaz para evitar los botellones y fiestas privadas incontrolables. Pero nadie ha parecido escucharnos.

Con cada limitación o cierre las instituciones han lanzado un mensaje claro a la sociedad: la hostelería es la culpable del aumento de contagios. Somos muy conscientes de que la situación vuelve a estar desbordada, y que la solución vuelve a pasar por sacrificar nuestros negocios. Pero lo que no somos capaces de entender es cómo las administraciones que deciden qué sector pueden trabajar o no, o a qué hora se puede dar de comer y a qué hora no, miren a otro lado cuando la hostelería pide auxilio después de tantos meses de sacrificios a cambio de ayudas simbólicas y ridículas.

El sector de la Hostelería y el Ocio se hunde Nuestra oferta gastronómica y de ocio -el estandarte con el que la provincia de Alicante se promociona en ferias nacionales e internacionales- agoniza ante los ojos de nuestros gobernantes sin que parezca preocuparles que detrás de cada plato, de cada foto de una mesa junto al mar, de cada cóctel o cada chef mediático, hay más 90.000 familias que dependen de soluciones urgentes.

Hoy hemos comparecido ante los medios de comunicación para comunicar públicamente al President Ximo Puig que nuestras cuentas corrientes están en números rojos, pero nuestro coraje sigue intacto, porque no hay nada como sentir en primera persona el peso de un trato injusto para que broten las fuerzas.

Por todo ello, hemos decidido impulsar entre nuestros asociados la presentación de Reclamaciones Patrimoniales contra la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Sanitat por la desastrosa gestión de la crisis y los daños que está creando su nefasta actuación a nuestro colectivo.

A esta iniciativa se han sumado otros colectivos de la Comunidad Valenciana como ONCASTELLÓN, ASHOCAS. EHOSBE y HOSTELERÍA DE ELCHE. Así mismo, exigimos un PLAN DE RESCATE PARA LA HOSTELERÍA urgente y real, que incluya la asignación presupuestaria necesaria para inyectar al sector el oxígeno que necesita para seguir vivo, y que a fecha de hoy ciframos en 75 millones de euros para la provincia de Alicante, cuyo destino será hacer frente a costes fijos como alquileres, préstamos hipotecarios, impuestos y costes laborales de nuestros empleados.

Nadie mejor que nosotros conoce nuestras necesidades y la realidad de la situación actual de nuestros negocios, por esa razón exigimos participar en la elaboración de dicho PLAN DE RESCATE. En los últimos años han surgido nuevas realidades e interlocutores en nuestro sector.

¡Escúchenos, Señor President! ¡Pregúntenos qué necesitamos! ¡Déjese de reuniones para generar titulares! A partir de esta semana vamos a trabajar con la Diputación de Alicante, a través del Patronato Costa Blanca, para elaborar un estudio pormenorizado de la cifra de negocio real de la hostelería en la provincia, y así poder cuantificar los daños reales que las restricciones han supuesto al sector y planificar estrategias de cara al futuro.

Esta misma mañana hemos transmitido estas mismas peticiones oficialmente al Presidente de Generalitat advirtiendo que, a menos que antes del día 18 de enero tengamos una respuesta clara respecto a nuestras exigencias, estamos dispuestos a adoptar medidas que pasan por movilizaciones, ocupación de espacios públicos de forma permanente o también, desde los colectivos ARA y ALROA, ejerceremos acciones legales frente a la administración en la jurisdicción penal, personalizadas en los firmantes de los Decretos y las Resoluciones.

El momento de criminalizar a la hostelería ya pasó. Basta ya de respuestas tibias. Basta de discursos condescendientes en los que se pide al sector paciencia y esfuerzo, mientras los responsables de la administración autonómica esperan sentados a que pase el temporal. La pelota está ahora en el tejado del President de la Generalitat, y ahora le pedimos que no nos defraude.

Artículos relacionados

Teulada
GVASAN

Lo más leído

CatalanSpanish