fbpx
14.1 C
Alicante

El ‘home office’ salva el mueble valenciano en el año COVID

El aumento de las ventas de mobiliario de oficina para adaptarse al teletrabajo ha permitido al sector que las pérdidas iniciales previstas se rebajaran notablemente

- Publicidad -Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -El_Campello

La industria del mueble es uno de los pocos sectores de la Comunidad Valenciana a los que parece que la crisis, de momento, le ha dado un respiro con el incremento de ventas registrado a los últimos meses. De hecho, a poco menos de dos meses para cerrar un año catastrófico para la mayoría de industrias, este sector reconoce que a pesar de la caída en las exportaciones pero el comercio nacional y en especial el mueble de oficina ha sido un considerable balón de oxígeno.

El secretario general de FEVAMA, la Federación Empresarial de la Madera y Mueble de la Comunidad Valenciana, Rafael Pérez, apunta en declaraciones a Diario de Alicante que aunque es cierto que la vuelta a la nueva normalidad después del confinamiento llevó asociado un aumento de la demanda del mueble, “porque la gente había pasado mucho de tiempo en casa y por tanto se había dado cuenta de la importancia de tener un entorno adecuado”, pero ha sido el llamado ‘home office‘ el que ha servido para cambiar las cifras y permitir que se redujeran que provocó el cierre inicial de la industria.

A la espera de hacer balance de lo que ha sido el año COVID, desde FEVAMA apuntan que el aumento del mueble de oficina para casa podría representar entre un 60 y un 65% respecto a la venta habitual y esto, de alguna manera podría haber equilibrado una caída inicial que “a pesar de no estar cuantificada todavía con detalle, fue importante”, aseguran las mismas fuentes.

Por lo tanto, a partir de marzo, cuando la inmensa mayoría de las empresas cerraban o se acogían a los ERTES, el sector del mueble vio como se disparaba la demanda de mueble de oficina para poder adecuar los hogares al teletrabajo. Así, sillones de despacho, escritorios, mesas y todo el que desde el sector aglutinan bajo el nombre de ‘home office‘ se convirtieron en productos estrella obligando a incrementar su producción por la creciente demanda.

Por otro lado, aunque en menor medida, pero, en algunos casos “quienes pudieron ahorrar en algunas cosas durante los meses de confinamiento, al volver a poder salir decidieron invertirlo al sector del mueble, reacondicionando su hogar”. Así lo han explicado varios trabajadores del sector, pero en el área de venta directa al público: “cuando volvimos a abrir las puertas de la tienda, había cola!, lo que más vendimos fueron sofás y conjuntos de comedores, pero fue increíble como entraron los pedidos y eso además de que ‘on line’ ya se habían vendido sobre todo escritorios y sillas de oficina para la gente que tenía que trabajar desde casa y no tenía ni dónde poner un ordenador!”.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -8M_Villena
- Publicidad -
CatalanSpanish