fbpx

Sancionados por celebrar una fiesta en dos yates en la playa de la Albufereta

Los agentes del Servicio Marítimo de Alicante averiguaron que la fiesta fue retransmitida a través de las redes sociales por algunos de sus participantes.

La Guardia Civil de Alicante sanciona a cinco personas a bordo de un yate en la costa alicantina por no usar la mascarilla mientras estaban celebrando una fiesta. Según los testigos, había otro yate a escasos metros de dónde se encontraba esta embarcación, con aproximadamente diez ocupantes todos ellos sin mascarilla y con la música muy alta.

Los Agentes del Servicio Marítimo de Alicante se encontraban navegando cerca del límite provincial de Murcia, cuando a las 16:00 horas del pasado 3 de enero recibieron aviso del 112, informando que varios testigos habían visto uno o dos yates fondeados a unos 100 metros de la costa de la playa de la Albufereta. Las personas que presenciaron los hechos aseguraron que a bordo de las embarcaciones había alrededor de 15 personas sin mascarilla y con la música muy alta.

Cuando los agentes llegaron al lugar había dos barcos, uno de ellos se encontraba navegando a unos escasos metros de la costa de la playa de la Albufereta, en dirección al Puerto de Alicante. En él iban a bordo cinco personas que fueron identificadas y posteriormente sancionadas por los agentes del Servicio Marítimo por no usar la mascarilla y además, dieron curso de otra denuncia a Capitanía Marítima.

Mientras los agentes llevaban a cabo las identificaciones en el primer barco, el segundo de ellos, de un tamaño mayor, puso rumbo a toda velocidad hacia el puerto de Alicante. Por lo que la Guardia Civil emprendió una búsqueda para localizar esta embarcación y sancionar al propietario.

Durante las averiguaciones la Guardia Civil contó con la ayuda de algunas empresas y clubs como Marina de Alicante, el Club Náutico, Varadero y Amigos del Puerto de Alicante. Además en el hilo de las investigaciones, los agentes descubrieron que la fiesta había sido retransmitida a través de las redes sociales de algunos de los participantes.

Las personas identificadas que iban a bordo del primer navío no aportaron ningún dato que pudiera contribuir a la localización de la segunda embarcación ni de sus ocupantes. Afirmando a los agentes que no conocían a ninguna de las personas que navegaban en el otro barco, aunque si reconocieron que habían tomado unas copas con ellos.

La Guardia Civil continúa realizando investigaciones para averiguar el paradero de esta embarcación o algún dato que pueda identificar a las personas que iban a bordo.

CatalanSpanish