```

Noticias de Alicante y provincia

miércoles, 24 abril 2024

Declaran la situación de sequía extraordinaria solo para las vegas Baja, Media y Alta

Será este viernes cuando se aplique pero parcialmente en una de las cuatro UTES, la que afecta a la Vega Baja y a las vegas Media y Alta

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) declarará este viernes, si no se producen lluvias, la situación de “sequía extraordinaria”, pero solo parcialmente en las vegas Alta, Media y Baja, lo que supondrán mantener las actuales restricciones para el regadío y permitirá habilitar los pozos del Sinclinal, en Calasparra.

Así se ha decidido este miércoles en la primera reunión de la Comisión Permanente de Sequía de la Cuenca del Segura, que ha analizado la situación en la que se encuentra la cuenca y ha llegado a la conclusión de que no es la misma en las cuatro unidades territoriales o “UTE” en las que se divide.

Esto es así, según ha explicado el presidente de la CHS, Mario Urrea, tras la reunión, porque la cuenca tiene dos sistemas de explotación diferentes (los recursos del propio río Segura y los que proceden del trasvase del Tajo) que están en situaciones distintas.

Así, el sistema de recursos propios de la cuenca se encuentra en situación de “emergencia” a pesar de que las lluvias registradas en el mes de febrero ha mejorado “mínimamente” la situación del agua almacenada, que es de unos 98 hectómetros cúbicos, unos 230 hectómetros cúbicos menos que la media de los últimos diez años.

En cambio, la situación de los usos y demandas asociados al trasvase sí han mejorado notablemente con las lluvias de este mes, y la Comisión de Explotación del trasvase ha adelantado que esos recursos estarán en el escenario 2 o de “normalidad” durante los próximos seis meses.

Los volúmenes almacenados procedentes del trasvase se encuentra en 75 hectómetros cúbicos, y todavía están pendientes de recibirse otros 80 hectómetros cúbicos derivados de las últimas autorizaciones de la Comisión de Explotación, que no habían llegado por diversas incidencias en los canales del trasvase.

Por todo ello, y por primera vez, se va a establecer una declaración parcial de sequía extraordinaria que solo afectará a la UTE 1, la unidad territorial más amplia, que abarca las vegas Alta, Media y Baja (Alicante), que aglutinan el 80 por ciento de las demandas de agua.

Con esta declaración de sequía extraordinaria se van a mantener las restricciones que ya estaban vigentes hasta el momento, que es de una media del 25 por ciento para los regadíos (el 20 por ciento para los regadíos tradicionales y del 30 por ciento para los no tradicionales).

Se ha decidido no subir las restricciones porque la previsión es que en los próximos meses se produzcan lluvias que mejoren la situación.

La CHS volverá a reunirse a finales de marzo para valorar la situación de la cuenca, que ya el Plan Especial de Sequía contempla restricciones hasta un máximo del 50 por ciento, pero Urrea ha insistido en que “habría un escalón intermedio”, probablemente del 40 por ciento, en caso de que siguiera sin llover.

En cuanto a las otras tres UTE de la cuenca (cabecera, margen derecha y margen izquierda), no se les aplicará la declaración de sequía extraordinaria, y tampoco los regantes del trasvase sufrirán las restricciones.

Además, la declaración de sequía extraordinaria para la UTE principal conlleva que se pueda articular la batería de pozos de sondeo del Sinclinal, en Calasparara, para los que ya se tramitó la declaración de impacto ambiental favorable, por lo que su explotación podría comenzar en el mismo momento en que se publique en el BOE esta declaración de sequía.

Los pozos tienen prevista una capacidad anual para aportar 31,5 hectómetros cúbicos de agua, pero Urrea ha recordado que su declaración de impacto ambiental solo permite su explotación cuando se declara una situación de sequía extraordinaria, por lo que si en los próximos meses hay lluvias y se sale de esa situación, los pozos dejarían de funcionar, puesto que su única finalidad es la de preservar el agua en los embalses, que están en el entorno del 16 por ciento actualmente.

En cuanto a la posibilidad de minorar los denominados “caudales ecológicos” en la cabecera del Tajo, Urrea ha señalado que “no se dan las condiciones” para ello, puesto que están fijados por ley, y no se minorarán.