Noticias de Alicante y provincia

viernes, 12 abril 2024

Piden a la Conselleria de Agricultura un plan de choque urgente para hacer frente a la crisis del limón en Alicante

ASAJA Alicante advierte que la nefasta campaña de limón Fino 'está empujando a cientos de agricultores de la Vega Baja a abandonar sus explotaciones y solicita a la Administración autonómica que ponga en marcha una línea de financiación bonificada específica para este cultivo'

El limón atraviesa una “grave crisis que está empujando a cientos de agricultores de nuestra provincia al abandono por no poder darles salida comercial”. “Ni siquiera podemos cortarlos del árbol pues nos supone un coste imposible de asumir”, afirma el presidente de ASAJA Alicante, José Vicente Andreu, quien añade que dicha problemática “es más significativa” en la comarca de la Vega Baja, donde se cultiva el 40% del total producción de limón nacional.

Ante este panorama “desolador”, la entidad agraria considera que el gobierno del Estado y Bruselas, “lejos de velar por el porvenir de la agricultura, legislan contra el sector, imponiendo restricciones que limitan su desarrollo“.

Por ello insta a la Conselleria de Agricultura a que ponga en marcha de “manera urgente un plan de choque excepcional y exclusivo para el limón, pues está el peligro un cultivo que representa el 50% de la renta agraria de la provincia de Alicante y es un auténtico motor para su economía“.

Estas “medidas excepcionales” deben contemplar ayudas directas a los productores que han perdido la cosecha, líneas de financiación específicas (ad hoc) y ayudas fiscales.

“Como poco, este plan debería contribuir a que los agricultores que han perdido miles de euros puedan tener la capacidad de aguantar sin tener que abandonar sus huertos”.

Pero no solo eso, “este cultivo necesita una solución estructural que pasa por garantizar el cumplimiento de contratos más justos para evitar abusos“.

Plan de choque limón

Ayudas directas a los productores, a través de un Decreto Ley específico por los daños por adversidades climatológicas ocasionados y no cubiertos por el seguro agrario, que compense los costes de producción no recuperados por los agricultores y que límite las pérdidas, similar a la de la cereza u otros cultivos castigados por la sequía o la guerra de Ucrania.

Medidas que garanticen el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria, a través de un contrato homologado por la Conselleria y el Ministerio de Agricultura, que fije un precio mínimo de coste consensuado con la sectorial del limón. Todo ello, a fin de evitar las prácticas desleales que