Noticias de Alicante y provincia

martes, 5 marzo 2024

El Consell acelera las obras del postrasvase del Júcar ejecutando casi 20 millones en 2024

Mazón, destaca que la Generalitat ha puesto en marcha 'en tiempo récord' los trabajos con la adjudicación del tramo 1, en el que en breve se iniciarán las obras, con un presupuesto de 9 millones de euros

La Generalitat ha acelerado las obras del postrasvase Júcar-Vinalopó para que el agua llegue cuanto antes a los campos de la provincia de Alicante, con inversiones por cerca de 20 millones a lo largo de este año.

Así lo ha puesto de relieve el president de la Generalitat, el popular Carlos Mazón, tras una reunión en Aspe con la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, l’Alacantí y del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa y después visitar el embalse del Toscar, en Monóvar, donde ha subrayado que “el tiempo de la espera para el Júcar-Vinalopó se ha terminado“.

Según el jefe del Consell, han sido “demasiados años esperando a que alguien ejecutara algo” ante lo cual su Ejecutivo ha adjudicado, “y en tiempo récord”, el tramo 1 de las obras del postrasvase, por 9 millones de euros, del cual “están a punto de empezar las obras”.

Paralelamente, la Generalitat ha abierto la fase de licitación del tramo 2 para que ambos proyectos avancen de forma paralela, con la previsión de que durante este año se puedan invertir un tercio de los 22 millones de esta obra.

De esta manera, durante este 2024 se podrían ejecutar entre 16 y 17 millones de euros de estos trabajos que posibilitarán el ramal para que llegue agua del Júcar a Pinoso, por un lado, y a Agost y al resto del Vinalopó, por otro, a partir del embalse del Toscar, uno de los puntos estratégicos del trasvase interno valenciano porque es el punto de distribución del agua procedente de Valencia.

El objetivo, ha recordado Mazón, es “que el agua fluya a un precio razonable y de forma estable“.

Preguntado por unas declaraciones de un consejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid sobre que el Tajo-Segura pone en peligro el agua en esa autonomía, Mazón ha señalado que él ha hablado sobre el trasvase con Isabel Díaz Ayuso y que comparten plenamente el diagnóstico de que es “la falta de rigor” en la gestión lo que pone en riesgo tanto a los usuarios madrileños como alicantinos.

Esto es así, ha apuntado, porque el Tajo-Segura se rige por el “capricho político y el ordeno y mando ideológico con el que este Gobierno (central) nos quiere condenar a todos” al tomar decisiones “en contra de los informes técnicos“.

Junto a la consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas, el presidente de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, l’Alacantí y del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa, Ángel Urbina, ha expresado el agradecimiento de los agricultores al esfuerzo del actual Consell por ponerse manos a la obra “desde el día siguiente” de llegar a la Generalitat.

Ha manifestado que las demandas de los usuarios son difíciles desde el punto de vista económico y técnico aunque “no imposibles”, y ha confiado en que “por fin este trasvase del que llevamos 20 años sin ver nada” pueda ser pronto una realidad con el fin de que “si nuestros hijos quieren ser agricultores, que lo sean“.

El alcalde de Monóvar, Lorenzo Amat Poveda, ha acompañado a la comitiva y se ha felicitado de los avances en la inversión en torno “a un trasvase que tanta falta hace“.