Condenados 7 miembros de un clan familiar por traficar con drogas en Alicante

La Audiencia de Alicante ha condenado a penas de hasta cinco años y nueve meses de cárcel a siete miembros de un clan familiar dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes, según recoge una sentencia publicada ayer.

clan familiar
PublicidadJuega Limpio Orihuela

La Audiencia de Alicante ha condenado a penas de hasta cinco años y nueve meses de cárcel a siete miembros de un clan familiar dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes, según recoge una sentencia publicada ayer.

El tribunal les considera autores de un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a organización criminal, después de que agentes del Cuerpo Nacional de Policía hallasen en su poder, en diversos registros domiciliarios, más de 300 gramos de cocaína y cannabis, sustancias que habrían alcanzado en el mercado negro un precio cercano a los 30.000 euros.

Publicidad

De acuerdo con el fallo dictado por la Sección Tercera de la Audiencia de Alicante, que puede ser recurrido en apelación, los procesados se dedicaban desde el mes de marzo de 2015 a la “venta de drogas en mediana y pequeña escala” en una vivienda de Alicante.

El núcleo principal de este clan familiar lo integraban tres hermanas, uno de sus cuñados, el compañero sentimental de una de ellas, el padre de este último y otro pariente. Los policías los sometieron a vigilancias entre septiembre de 2016 y 2017 en las que detectaron continuas visitas de consumidores de estupefacientes al domicilio familiar para aprovisionarse de estupefacientes.

La pareja y el padre de él eran quienes lideraban el grupo, según el tribunal, mientras que los demás miembros se dedicaban a “la captación de clientes y las vigilancias de los intercambios”, según la sala.

El juzgado de Instrucción 1 de Alicante, encargado de las pesquisas, autorizó el 30 de marzo de 2017 la entrada y registro de los domicilios de la banda y la Policía se incautó de las cantidades de droga antes citadas. Los magistrados han condenado ahora a seis de los acusados a cinco años de cárcel -cuatro por el delito contra la salud pública y uno por pertenencia a organización criminal- y al pago de multas de 107.575 euros.

El séptimo implicado ha sido sentenciado a nueve meses más de privación de libertad que sus cómplices al ser reincidente, ya que fue condenado por narcotráfico en marzo de 2015 a un año y medio de prisión.

Publicidad