Casado refuerza en Alicante su Ley de Maternidad y su Ley de Lenguas: “El castellano no puede sufrir una discriminación”

El presidente del PP defiende que el castellano sea "vehicular" en la Educación, Administración, en las oposiciones y en la señalización urbana e interurbana. Del mismo modo, propone medidas para potenciar la natalidad y "la emancipación de los jóvenes". Por último, reta a Pedro Sánchez a un "debate cara a cara".

Casado en su acto de Alicante con Bonig, Barcala y Ciscar.
Casado en su acto de Alicante con Bonig, Barcala y Ciscar.
Juega Limpio Orihuela

El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, se ha dado un baño de masas en un acto celebrado en Alicante. En frente del mar Mediterráneo, el líder popular ha incidido en sus últimas “propuestas estrella”, La Ley de Apoyo a la Maternidad y la Ley de Lenguas. En cuanto a la primera, se ha comprometido a “poner todos los recursos al alcance para actuar a favor de la vida”. Casado ha recalcado la importancia de desarrollar esta ley para atajar “el problema de sostenibilidad del Estado de Bienestar” en nuestro país, ya que España tiene uno de los índices de natalidad más bajos del mundo y del mismo modo es el segundo país en longevidad”.

Con la Ley de Apoyo a la Maternidad, el PP quiere “garantizar la libertad” y “favorecer la cultura de la vida”. Para ello, Casado ha dejado claro que “sin ser jueces”, las instituciones (bajo su mandato) ofrecerán “todo el apoyo y la información” para que cualquier mujer pueda cumplir el sueño de ser madre si ellas lo deciden libremente. En la misma línea se ha referido sobre  el aborto. El presidente popular ha indicado que cada año hay 500.00 embarazos, de los cuales hay 100.000 que eligen la interrupción voluntaria. Para este  caso, tiende las manos a las mujeres para que tomen la mejor decisión libremente y sin verse condicionadas o con el temor a “sentirse solas”. Además, ha resaltado que esta ley quiere dar “mayor visibilidad” y “más oportunidades” a las personas mayores, discapacitadas y que padecen enfermedades. Evidenció este hecho con el caso de Rocío, una niña con Sindrome de Down que acudió al acto y que fue uno de los momentos más emotivos del mismo.

Para Pablo Casado los jóvenes son un pilar fundamental en esta ley. El líder del PP puso de relieve que hay un 80% de españoles de 20 a 29 años que “quieren ser padres y no pueden” por falta de trabajo o dificultades para abandonar la casa de sus padres. Por eso, ha destacado que su partido “quiere ayudarles para que puedan emanciparse y formar una familia libremente”. ¿Cuáles son las “recetas” de Casado para lograrlo? El presidente del Popular pone cuatro ingredientes: creación de empleo (lograr el “tercer milagro económico), revolución fiscal (bajar un 40% el IRPF, un 20 % el Impuesto de Sociedades y la supresión del Impuesto de Sucesiones), impulsar la Educación de 0-3 años con desgravaciones y la conciliación mediante el teletrabajo, y ayudas a la adopción y al alquiler.

Pablo Casado junto a Bonig, su esposa y Barcala/ Alex Ferrer.
Pablo Casado junto a Bonig, su esposa y Barcala/ Alex Ferrer.

El castellano como lengua vehicular

Otra de sus “propuestas estrellas” es la Ley de Lenguas. Pablo Casado con esta ley ha hecho un guiño especial a los habitantes de la provincia de Alicante y Comunidad Valencia. El presidente de los populares ha dejado claro en la capital alicantina que “el castellano tiene que ser la lengua vehicular en la Educación, Administración, en las oposiciones y en la señalización urbana e interurbana”.

En materia educativa, Casado defiende que el castellano sea “compatible con las lenguas cooficiales, pero no en detrimento de la lengua común”. Del mismo modo, se ha mostrado en la Administración, aunque con mayor cotundencia: “La lengua cooficial puede ser un mérito pero no un requisito excluyente”. El presidente popular evidenció “la injusticia” de este hecho con un ejemplo muy claro: “Un ciudadano de Palencia no puede optar a una plaza en Valencia por  desconocer el valenciano y, en cambio, un valenciano sí puede hacerlo en la provincia palentina”. Siguiendo la misma línea, propuso que las oposiciones se desarrollen en castellano para  que a “la Sanidad y la Educación vengan los mejores”. Por último, en señalización urbana e interurbana ha pedido “no perder el uso de una lengua tan rica como el castellano, la más hablada del mundo tras inglés”.

Además, Casado ensalzó el patrimonio propio de la Comunidad Valencia y rechazó rotundamente la idea de que sea “apéndice de nada y nadie”, en referencia a los llamados  “Països Catalans”.

Pablo Casado reta a Pedro Sánchez

Pablo Casado (con gafas) junto a Bonig y a su esposa / Alex Ferrer.
Pablo Casado (con gafas) junto a Bonig y a su esposa / Alex Ferrer.

Pablo Casado aprovechó su acto en Alicante para desafiar a Pedro Sánchez. El líder popular considera que el jefe del ejecutivo “tiene miedo” a mantener con él un debate previo a las elecciones generales. Del mismo modo, ha dicho que de no aceptar este “cara a cara” pasará a la historia como el primer presidente que no lo haga, a diferencia de Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

El presidente del PP dejó entrever que “Pedro Sánchez no quiere debates” porque “a lo mejor” tiene temor a que desenmascare su intención de  seguir en la Moncloa con el “aval” de los independentistas, los “batasunos” y “los comunistas” de Podemos. Además, añadió que tampoco quiere que le pregunte si “va a indultar presos golpistas o aceptar la autodeterminación de Cataluña”.

Casado “se ganó” a los militantes de toda la provincia de la Costa Blanca con una frase “casera”: “Soy alicantino de adopción”, en clara alusión a su esposa que es ilicitana.

Por último, Pablo Casado estuvo respaldado por una “enérgica” Isabel Bonig. La presidenta del PPCV y candidata a la Generalitat Valenciana, confirmó que su primera medida será “eliminar el Impuesto de Sucesiones”. El líder popular estuvo también acompañado de Luis Barcala, el alcalde le pidió al tándem Casado-Bonig que “dé a Alicante cariño e inversiones que devolveremos por triplicado”. Además afirmó que “mañana se van aprobar los mejores presupuestos” que ha tenido la capital alicantina. Por último, el presidente del PP en la provincia de Alicante, José Ciscar, manifestó su apoyo a la pareja Casado-Bonig para que logren ser los próximos presidente de España y la Comunidad Valenciana y así crear “más bienestar y una sociedad mejor”.