fbpx

Alicante se sitúa a la vanguardia de las energías renovables por instalar placas fotovoltaicas en 33 colegios públicos

La instalación de los paneles fotovoltaicos están muy avanzados y tiene ya un 70% ejecutado, la previsión es tenerlos todos en funcionamiento en enero del 2021

Este proyecto supone finalmente un ahorro anual de 105.000 euros / año

El ahorro en emisiones de Co2, por no consumir energía eléctrica de 389.000 Kg de Co2  por año de uso, equivalente a la plantación de 15.000 árboles por año

La concejalía de Infraestructuras y Mantenimiento del Ayuntamiento de Alicante, dirigida por el concejal José Ramón González,  ha realizado este año una firme apuesta con la inversión de 906.607€ en la instalación de campos fotovoltaicos en las cubiertas de treinta y tres colegios públicos para facilitar autosuficiencia energética, proyecto que está muy avanzado y tiene ya un 70% ejecutado.

De esta forma, Alicante se ha situado a la vanguardia de las energías renovables, por ser una de las primeras ciudades de toda España que ha apostado de manera firme y decidida en avanzar por la eficiencia energética y la sostenibilidad, dotando de paneles fotovoltaicos a nuestros centros educativos.

La instalación fotovoltaica esta compuesta por un campo que ha sido instalado en las cubiertas de los  edificios, con un sistema de acondicionamiento de potencia y la instalación eléctrica correspondiente para su conexión con la red interior del usuario, generando así  autoconsumo instantáneo sin excedentes,  dimensionado conforme a los consumos de la instalación de cada colegio que se conecta a la instalación eléctrica mediante un interruptor de corte en carga en el mismo cuadro.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad ambiental, el edil José Ramón González ha avanzado que “esta intervención supondrá de manera global un compromiso municipal de ahorro en emisiones de CO2, por no consumir energía eléctrica de 389.000 Kg de Co2  por año de uso, equivalente a la plantación de 15.000 árboles por año”.

Desde el punto de vista económico, las instalaciones serán amortizadas entre los 9 y 10 años, y supondrá finalmente un ahorro anual de 105.000 euros/año durante los primeros años y de 400.0000 euros/año al final de la vida útil de la instalación, estimada en 40 años.

José Ramón González ha explicado que “el desarrollo de este proyecto contó con un estudio previo las cubiertas y edificios de todos los centros educativos públicos de la ciudad para determinar cuales reunían las condiciones y situación para poder contar con una instalación de estas características”.

Tras este estudio, se  determinó debido a su fisionomía, tipo de cubierta y obstáculos que puedan dar sombras las que se adaptaban mejor a las instalaciones de energía solar, dejando sin hacer los que tienen tejados en peores condiciones o sombras  cercanas que reducirían la producción en exceso, ya que era necesaria  una buena orientación y disponibilidad de espacio en cubierta para instalación de paneles solares fotovoltaicos para autoconsumo sin excedente, con la finalidad de suministrar electricidad limpia.

Por ello y basado en este estudio, tal y como ha explicado el edil de Infraestructuras “se decidió actual sobre los 33 colegios públicos viables técnicamente de la totalidad de los 54 colegios públicos de la ciudad, es decir se ha intervenido y actuado en todos los posibles, siendo la única ciudad de España que actúa de esta manera tan decidida por el uso de energías renovables en edificación pública para sus centros educativos”.

Asimismo estas instalaciones  permiten comunicar y  monitorizar en tiempo real la producción energética,  tanto en  ordenador, tablet o móvil y a través de una aplicación, con información como lectura del consumo de cada centro escolar,  horas de  funcionamiento, y todo ello de forma gráfica y numérica.

En este sentido otro matiz importante del proyecto, es el educativo, ya que los colegios van a disponer de pantallas de visualización de la producción energética de la instalación y del consumo real de  la misma, pudiendo así los centros utilizar esta herramienta para el estudio de las energías limpias y sostenibles.

Los colegios públicos de la ciudad de Alicante tienen un consumo de energía eléctrica en  horario diurno siendo, por tanto, un potencial consumidor de energía solar fotovoltaica ya que ésta produce la electricidad en el mismo horario del centro.  Además, tienen las cubiertas de los edificios sin uso y sin obstáculos  cercanos lo cual permite la producción óptima de las placas fotovoltaicas. 

Las empresas que están llevando a cabo este proyecto son Instalaciones Eléctricas Sanxenso SLU (IMELSA) para los lotes 1 y 3 con una oferta económica de 299.632,81 euro y 259.652,98 euros, respectivamente, y ELSAMEX S.A. para el 2 con una inversión de 347.322 euros. El consistorio avanza con su ejecución en materia de eficiencia energética y sostenibilidad, y en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible dentro de la Agenda Alicante 2030.

Relación de centros

El Lote 1 incluye 11 colegios públicos: CEIP Eusebio Sempere, CEIP Gloria Fuertes, CEIP Juan Bautista Llorca, CEIP Nuestra Señora de la Paz, CEIP Pedro Duque, CEIP El Tossalet, CEIP Virgen del Remedio, CEIP Monte Benacantil, CEIP Lucentum, CEPA Alberto Barrios y CEPA Tómbola.

En cuanto al Lote 2, entran otros 12 colegios públicos, que son el CEIP Antonio Mora Puchol, el CEIP Benalúa, el CEIP Prácticas-La Aneja, el CEIP San Fernando, el CEIP Los Almendros, el CEIP Florida, el CEIP El Palmeral, el CEIP Rafael Altamira, el CEIP Ramón Llull, el CEIP San Gabriel, el CEIP Joaquín Sorolla y el CEIP San Blas.

En el caso del Lote 3, se implementarán instalaciones de autoconsumo en los diez centros educativos restantes incluidos en el proyecto: CEIP Albufereta, CEIP La Condomina, CEIP Costa Blanca, CEIP El Faro, CEIP Mediterráneo, CEPA Giner de los Ríos, CEIP Campoamor, CEIP Carlos Arniches, CEIP Manjón Cervantes y CEIP Nou D’Octubre.

Artículos relacionados

CatalanSpanish