teléfono
Josep Manel Sánchez

El día 4 de junio sobre las 8:15 horas una UTE (Unidad Territorial) de Policía Local de Elche tuvo conocimiento de la venta de un teléfono de gama alta (iPhone 8 Plus) a un precio notoriamente bajo. El vendedor advirtió a los agentes que estaba bloqueado mediante el servicio de la empresa fabricante, mostrando un estado nervioso y ofreciendo distintas versiones una vez en presencia de los agentes.

De afirmar que pertenecía a un amigo pasó a manifestar que lo había encontrado su madre en Italia. Ante esta situación se procedió a comprobar el IMEI del terminal, que en un primer momento no aparecía sustraído. No obstante, los agentes actuantes recordaron al implicado sobre la obligación de hacer entrega a la autoridad municipal de todo objeto perdido para su gestión como tal. De este modo, se hizo entrega del terminal a la oficina de Objetos Perdidos de esta Policía Local.

Paralelamente a esto se procedió a contactar con el número de teléfono que aparecía asociado al terminal, obteniendo unas horas después  contestación de la mujer del propietario. Ésta, gracias a la traducción de una conocida de la víctima, señaló su desaparición de la habitación de un hospital italiano. Al parecer, lo echó en falta durante la estancia en el centro médico, tras la recuperación del parto en una habitación compartida en la que entraban visitas de ambas familias.

Tras acreditar su titularidad y aportar la denuncia efectuada en su día ante los Carabinieri, la UTE compareció en Comisaría, haciendo entrega del terminal en ese acto para la remisión a su legítimo dueño al finalizar los trámites pertinentes.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante