Rajoy destituye a Puigdemont y convoca elecciones para el jueves 21 de diciembre

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha disuelto el Parlamento catalán y ha convocado elecciones autonómicas para el 21 de diciembre. Asi lo ha decidido el Consejo de Ministros tras ser habilitado por el Senado para la palicación del artícuolo 155 de la Constitución española ante la declaración unilateral de independencia por parte del Parlamento catalán.

El Gobierno ha ordenado además el cese del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el vicepresidente, Oriol Junqueras, y todos los consellers del Govern catalán en aplicación de las medidas del artículo 155 de la Constitución.

Además ha explicado que el Consejo de Ministros ha acordado el cese del director de los Mossos d’Esquadra, Pere Soler, así como del secretario general de la Consejería de Interior y la extinción del Diplocat y las llamadas ‘embajadas’ de Cataluña en el exterior. A ello, añade el cese de los delegados de la Generalitat en Bruselas y Madrid.

En paralelo el Gobierno ha ordenado el cierre de las las “embajadas” catalanas, excepto Bruselas. De acuerdo con la página web de la Generalitat, Cataluña tiene siete delegaciones de representación en el exterior: en Alemania, Francia y Suiza, Reino Unido e Irlanda, Austria, Italia, Unión Europea, Estados Unidos.

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, asumió este viernes las competencias de Carles Puigdemont al frente de la Generalitat en virtud del artículo 155 de la Constitución y, de acuerdo a este instrumento, disolvió el Parlamento de Cataluña y convocó elecciones autonómicas para el 21 de diciembre para “no dilatar ni un minuto más” la restauración de la legalidad en esta comunidad.

Rajoy ha justificado esta decisión porque considera que es “urgente devolver la voz a los ciudadanos catalanes para que decidan su futuro”. Y lo es también, ha añadido, para que “nadie pueda cometer ilegalidades en nombre” de los ciudadanos de Cataluña.

“Son las urnas, las de verdad”, las que tienen que establecer “los controles y garantías” y “las que pueden sentar las bases de la necesaria recuperación de la convivencia entre catalanes”, ha añadido Rajoy. Y ha apostillado que el Gobierno no quiere dilatar esta tarea de recuperar la convivencia “ni un minuto más”.

Por eso ha defendido convocar cuanto antes unas elecciones “libres, limpias y legales, que puedan restaurar la democracia en la comunidad autónoma”, ha dicho.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante