Cultura Dénia propone la experiencia de visitar el castillo a la hora del crepúsculo

La luz de la caída de la tarde y el encendido de la iluminación proporcionan al visitante imágenes únicas del monumento y sus vistas.

La visita al Castell de Dénia se puede convertir en una experiencia singular si se escogen esas horas de transición entre el día y la noche que proporcionan una luz única para disfrutar del monumento y del paisaje que lo envuelve. En el marco del programa “Visit the castle by night”, que del 6 de julio al 15 de septiembre ofrece la oportunidad de visitar el castillo hasta las 00.30 horas, la delegación de Cultura recomienda aprovechar el momento del crepúsculo, entre las 21 y las 22.30 horas actualmente, para recorrer el monumento y admirar las vistas desde su punto más elevado.

Además, este año la visita al castillo amplía su itinerario y contenidos tras la restauración de la escalera imperial renacentista del Duc de Lerma y los trabajos de conservación y restauración de los restos arquitectónicos del Palau Vell (siglo XIV) y el Palau del Governador (siglo XVII), obras financiadas con las ayudas del 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento.

El recorrido que se nos propone arranca en la plaza del Ajuntament, admirando el edificio consistorial y sus arcadas (siglo XVII), desde donde iniciamos la subida al castillo, por la Cuesta de la Madre Amparo y la calle Hospital, hasta llegar al Portal de la Vila (siglo XI) que da acceso al monumento. El acceso a pie hasta la parte más alta se recomienda por el camino asfaltado, mientras disfrutamos de las vistas del Montgó, el puerto y la Torre del Gerro.

Va cayendo la noche y culminamos el ascenso en la explanada del Governador, presidida por la escalera imperial de época renacentista en forma de “T”. A estas horas, la iluminación interior del castillo, ya encendida, “destaca notablemente la arquitectura” que nos rodea, según apunta el arqueólogo municipal Josep Antoni Gisbert. Desde aquí, podemos visitar el aljibe que se encuentra detrás de la escalera, donde una exposición de fotografías de principios del siglo XX muestra cómo era el monumento hace más de un siglo.

Ascendemos por la escalera y nos encontramos, mirando al oeste, los restos del Palau Vell, construido sobre estructuras de origen islámico y, hacia el este, con los restos del Palau del Governador que mandó construir el Duc de Lerma en el siglo XVII y que fue posteriormente arrasado en la Guerra de Sucesión y rematado en la Guerra de Independencia.

Un paseo por la historia del monumento “con el aliciente de la caída del sol y el encendido de la iluminación”, añade Gisbert, quien considera importante “poner en valor la franja horaria de visitas entre las 20 y las 23 horas” durante el verano y recomienda al visitante aprovechar esta oportunidad que le brinda la campaña “Visit the castle by night”. Una campaña puesta en marcha por el Ajuntament de Dénia en 1989 y que en los últimos años ha experimentado un aumento progresivo del número de visitantes que, en 2017, fue de 11.808 personas.

El concejal de Cultura, Rafa Carrió, suscribe la recomendación y ha subrayado que, para la concejalía, el castillo de la ciudad “es prioritario”. En este sentido, ha recordado las actuaciones de mejora llevadas a cabo en el monumento y sus accesos. Con financiación del Plan de Inversión Productiva de la Generalitat Valenciana se está trabajando en la adecuación de la calle Sant Francesc que da acceso al castillo “que, pese a estar en obras, no ha impedido que el número de visitantes al castillo haya aumentado” respecto a años anteriores y en la mejora de la señalización interior del monumento, que contempla la instalación de 52 nuevos soportes con información sobre los elementos arquitectónicos de las diferentes épocas.

El ayuntamiento también ha comenzado los trabajos para recuperar el paisaje tradicional del castillo, talando los pinos que poblaban las terrazas abancaladas de la parte sur y plantando en su lugar viñas de uva moscatel.

Asimismo, se va a emprender la restauración del Verger Alt y el baluarte oriental del castillo con ayuda de la subvención concedida por la Generalitat Valenciana a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020 y se ha solicitado una nueva subvención al Ministerio de Fomento, dentro del 1,5% Cultural, para rehabilitar el Verger Baix, “zona en la que se podría abrir una nueva puerta de acceso al castillo desde la calle Pont”, ha añadido el arqueólogo municipal.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante