El auténtico peligro de la carabela portuguesa

Si alguna vez ves una Carabela Portuguesa, asegúrate de no tocarla…

1474

Las picaduras de la criatura pueden ser extremadamente dolorosas e incluso potencialmente mortales. El contacto con los tentáculos de las criaturas resulta en un dolor intenso, que por lo general conduce a la formación de ampollas. Las picaduras también pueden causar dolor abdominal, cambios en el pulso, dolor en el pecho, colapso, dolor de cabeza, dolor muscular y espasmos, entumecimiento y debilidad, dolor en los brazos o las piernas, una mancha roja en relieve sobre la piel, secreción nasal y ojos llorosos, dificultad de deglución y sudoración. Si eres alérgico a cosas como las abejas, entonces también tendrás más probabilidades de sufrir síntomas extremos, y tu vida puede estar en peligro, pero no te preocupes: Sus picaduras pueden ser tratadas! Si hay alguna ayuda médica cercana, no la dudes en pedir pero, si no la hay o está muy lejos, esto es lo que debes hacer para tratar la picadura de la carabela portuguesa:carabela portuguesa en una playa

• Evitar cuidadosamente cualquier otro contacto con los tentáculos y retirar los restos del organismo de la piel – usar algo para recogerlos, no los toques con los dedos o cualquier otra parte del cuerpo para evitar una picadura secundaria.

• Aplicar agua salada a la zona afectada. Cuidado, no utilizar agua dulce – que sólo lo empeorará!

• Seguidamente aplicar agua caliente (a 45°C o 113°F) a la zona afectada de 15 a 20 minutos. Si no tienes agua caliente, puedes utilizar agua normal, pero no va a ser tan eficaz.

• Si se han visto afectados los ojos, regar con abundante cantidad de agua del grifo a temperatura ambiente durante al menos 15 minutos; esta es una de las zonas más peligrosas para ser picados, por lo que definitivamente hay que ir al médico.

• No uses vinagre! El vinagre puede ser recomendado para algunas lesiones de medusas, pero la carabela portuguesa no es una medusa (más sobre esto más adelante), y rociar con vinagre aumenta la reacción con las toxinas y empeora los síntomas de las picaduras de los nematocistos de esta especie. El vinagre también se ha confirmado que provoca hemorragias.

Las muertes por accidentes de este tipo son extremadamente raros y, por lo general, no se requiere la asistencia médica, pero no hace daño pedirla. Es mejor prevenir que lamentar!

Entonces, ¿qué es la carabela portuguesa?

Dejando el temor generalizado, en realidad es una criatura fascinante. A pesar de su apariencia exterior, la carabela portuguesa (Physalia physalis) no es una medusa común sino un sifonóforo – en otras palabras, no es un organismo singular, sino una colonia de diminutos individuos especializados llamado zooides. Estos zooides están unidos el uno al otro y fisiológicamente integrados en la medida en que son incapaces de supervivencia independiente.

Su nombre proviene de su parecido con un buque de guerra, un velero armado del siglo XVIII. La colonia (ahora sabemos que no es una criatura singular) vive en la superficie del océano. La vejiga llena de gas se mantiene en la superficie y le asegura su flotación, mientras que el resto está sumergido. No tienen forma de nadar, por lo que están a merced de las corrientes y el viento.

La razón por la que existen los tentáculos venenosos en primer lugar es que la colonia es un depredador que retiene y paraliza a su presa. Por lo general se alimenta de pequeños organismos marinos, como peces y plancton. Sin embargo, algunas criaturas son inmunes a su picadura. En particular, el pulpo manta no sólo es inmune a la carabela portuguesa, sino que se la come y luego roba sus tentáculos, que utiliza como armas para cazar otras criaturas. ¡Caramba!

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante

3 COMENTARIOS