Noticias de Alicante y provincia

jueves, 8 diciembre 2022

Vivienda anuncia una ayuda al alquiler automática para personas que lleven medio año esperando

La dotación presupuestaria para políticas de vivienda comporta un aumento del 12,5 % respecto al presupuesto de 2022.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Héctor Illueca, ha comparecido en la Comisión de Hacienda de Les Corts Valencianes para exponer las principales líneas y medidas que conforman el proyecto de Presupuestos de la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática para el año 2023.

- Advertisement -

Héctor Illueca ha iniciado su intervención haciendo referencia a las consecuencias en términos económicos de la guerra en Ucrania y, ante ello, ha afirmado que “proponemos unos presupuestos expansivos que den respuesta a la emergencia y, al mismo tiempo, avanzan en el despliegue mesuras estructurales, pensadas para transformar el acceso a la vivienda en un derecho universal al alcance de todas y todos los valencianos”.

Sobre el presupuesto en materia de vivienda, ha destacado el incremento «sustancial» en relación con el anterior ejercicio. Concretamente, ha manifestado que “este año la dotación presupuestaria será de 402,3 millones de euros, un aumento del 12,5% respecto al presupuesto del año anterior”.

- Advertisement -

En esta línea, ha asegurado que “las políticas de vivienda se han situado en el centro de las prioridades del Gobierno del Botànic para hacer efectivos los derechos sociales, es decir, para garantizar a toda la ciudadanía un hogar donde desarrollar su vida”.

Héctor Illueca ha recalcado que las cuentas de la Conselleria están encaminadas a “continuar fortaleciendo un parque público de viviendas a la altura de las necesidades, a persistir en la movilización de viviendas vacías que bajen los precios del alquiler, a seguir dando respuesta a las situaciones urgentes, y a no dejar el derecho a la vivienda en manos de un mercado inmobiliario totalmente ajeno a los derechos humanos”.

A continuación, el vicepresidente segundo ha anunciado las dos líneas estratégicas de su departamento. La primera, con un presupuesto de 204 millones, está encaminada a desplegar mecanismos de protección para hacer frente a la emergencia habitacional, tanto de manera inmediata como a largo plazo con medidas de carácter estructural, con un incremento presupuestario del 43 %.

La segunda línea está orientada a impulsar la rehabilitación y modernización del sector de la edificación “en la transición hacia nuevas formas de construcción más eficientes, lo cual se traducirá en el fomento de la rehabilitación integral de barrios y de sus viviendas”.

204 millones de euros para frente la emergencia habitacional

El vicepresidente segundo ha afirmado que estos presupuestos “están pensados para poner en marcha mecanismos efectivos para hacer frente a la emergencia habitacional”.

En este sentido, ha detallado que la adquisición de vivienda para la ampliación del parque público se incrementa un 12,65 %, con una inversión total de 38,72 millones de euros, mientras que la promoción de vivienda pública contará con 31 millones, lo cual permitirá iniciar la construcción de nuevas viviendas públicas y finalizar las que ya están en marcha, como por ejemplo el edificio de La Torre, que dispondrá de 184 viviendas.

Illueca se ha referido también a la colaboración público-privada, con una inversión de 50,2 millones de euros para la construcción de 1.100 viviendas para destinarlas a alquiler social. Estas viviendas se construirán en régimen de cesión de uso del suelo. Además, ha destacado la regeneración y rehabilitación del parque público con una inversión 15,3 millones de euros.

Asimismo, ha señalado que, para hacer frente a la emergencia habitacional más inmediata, se destinarán 15 millones a apoyar a las personas que se encuentran en situación de emergencia, sin alternativa habitacional.

Para ello, se ha creado “una línea destinada a dar prestaciones urgentes a las personas demandantes de vivienda que, cumpliendo con los requisitos establecidos, no se le haya podido adjudicar una vivienda pública en los seis meses siguientes a su inscripción en el registro de demandantes”. Por tanto, las personas que se encuentren en esta situación tendrán acceso a una ayuda al alquiler de forma automática.

A estas líneas se suman otros 24,34 millones destinados a las ayudas al alquiler, lo que supone un incremento de 4,3 millones de euros respecto al año 2022.

124,8 millones para rehabilitación y modernización del sector de la edificación

Héctor Illueca ha hecho mención a la obsolescencia del parque edificado y a cómo el nuevo contexto de transición ecológica demanda cambios radicales, tanto en la concepción arquitectónica, como en las técnicas de edificación. Así, los presupuestos para la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática significan “un impulso sin precedentes a la actividad de la rehabilitación tanto a nivel de edificios particulares como de barrios y otras escalas urbanas de mayor dimensión”.

En total, la inversión asciende a 124,8 millones de euros en la rehabilitación. Una cifra que ha calificado de “histórica” y que muestra “el compromiso firme del Gobierno valenciano, que prevé alcance a 20.000 viviendas”.

En este apartado ha hecho una descripción de los principales programas, como el Plan Conviure, orientado a la adecuación del entorno construido, y que estará dotado con 15,7 millones, con un incremento del 130% respecto del año pasado. Asimismo, el Plan Recuperem Llars de regeneración del parque edificado municipal contará con 6,5 millones de euros, lo que representa un aumento del 85% respecto del ejercicio anterior.

Igualmente, las ayudas a la rehabilitación a nivel de edificio tendrán un presupuesto anual de 46 millones de euros y las ayudas a la rehabilitación integral de barrios, una dotación de 44 millones.

25,1 millones para alquiler y compra de vivienda para jóvenes

Por segundo año consecutivo, el bono alquiler joven contará con una inversión de 22,8 millones de euros. Además, las ayudas para la compra de vivienda joven en municipios en riesgo de despoblamiento serán de 2,3 millones, un 56 % más que en 2022.

Además, desde la Dirección General de Calidad y Rehabilitación se invertirán 3,46 millones de euros para la compra y adaptación de vivienda que se destine a alquiler social para jóvenes, una partida que 2022 ha contado con 950.000 euros, lo que supone un incremento de un 264 %.

En cuanto a más medidas destinadas a mejorar la emancipación de las personas jóvenes, Héctor Illueca ha añadido la relativa a las promociones de vivienda pública en marcha, que cuentan con una reserva de viviendas para jóvenes, cumpliendo con los objetivos de la Estrategia Valenciana de Juventud, ha concluido.

CatalàEspañol