fbpx

Malestar en la Casa real por la foto de Urdangarin y la Infanta Cristina

El cuñado del rey cumple una condena de 5 años y 10 meses de prisión por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el conocido como caso Nóos.

Iñaki Urdangarin pasó la Nochebuena y el día de Navidad con su familia en la vivienda de su madre, Claire Liebaert, en Vitoria, adonde llegó a última hora de la tarde del martes.

Urdangarin disfruta de su primer permiso penitenciario de cuatro días, desde que antes de las nueve de la mañana del martes abandonó el Centro Penitenciario de Brieva (Ávila), donde ingresó el 18 de junio de 2018.

El cuñado del rey cumple una condena de 5 años y 10 meses de prisión por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el conocido como caso Nóos.

Urdangarin fue recogido por un vehículo como cada martes y jueves, desde el pasado mes de septiembre, para trasladarle a Pozuelo de Alarcón (Madrid) para realizar labores de voluntariado en una ONG de atención a personas con discapacidad. Desde allí se dirigió a Vitoria, donde reside su madre y varios de sus hermanos, adonde llegó en un vehículo conducido por su esposa, la infanta Cristina.

En el domicilio familiar, en una zona residencial de la capital alavesa, Urdangarin y varios miembros de su familia pasaron la Nochebuena y en el mediodía de ayer salió a una iglesia cercana a la vivienda de la mano de la infanta.

La Casa Real molesta con el perfil de la salida

Fuentes cercanas a la Casa Real han manifestado que hubieran preferido que esta primera salida del yerno de Don Juan Carlos hubiera tenido un perfil más bajo, para evitar que, como ocurrió, no opacara la repercusión del Mensaje de Nochebuena de Don Felipe.

Iñaki Urdangarin habrá cubierto las dos terceras partes de la pena en mayo de 2022, antesala para poder solicitar la que llaman libertad condicional adelantada; poco después, en octubre de 2022 podrá solicitar la libertad condicional. El sistema penitenciario español, según mandato constitucional dispone en su artículo 25.2 que las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social. La reinserción es el fin y los permisos penitenciarios van preparando la vuelta a la libertad, incluía la de Iñaki.

Artículos relacionados

CatalanSpanish