SEPES

El Ayuntamiento de Alicante, a través del concejal de Empleo y Desarrollo Local, Carlos Giménez, ha participado este viernes 9 de marzo en una reunión celebrada en Madrid con los responsables de la Entidad Estatal de Suelo (SEPES), con el fin de solicitar la firma de un convenio que permita la futura ampliación del polígono industrial de Las Atalayas.

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, se reunió el 23 de enero con la directora general del SEPES, Lucía Molares, para trasladarle la necesidad de aumentar el suelo industrial en el polígono de las Atalayas y, desde entonces, se ha trabajado para presentar la petición de suelo que demandan las empresas. “El suelo industrial es imprescindible para que Alicante sea una ciudad competitiva”, explica el primer edil

Carlos Giménez “Con esta operación queremos evitar la fuga de empresas y atraer más empresas a la ciudad”.

La iniciativa cuenta con el respaldo unánime de todos los grupos políticos representados en el Consistorio, que suscribieron, el pasado 1 de marzo, una declaración conjunta sobre este asunto dirigida a SEPES, entidad adscrita al Ministerio de Fomento y propietaria de la mayor parte de los terrenos colindantes al polígono.

En el encuentro, el edil ha estado acompañado por el gerente de la Agencia Local de Desarrollo, Manuel Amorós; por parte de SEPES, han estado presentes su directora general, Lucía Molares, y el secretario general de la entidad, Gaspar Echeverría. Giménez ha explicado la necesidad de acometer una importante ampliación del suelo industrial existente en Las Atalayas, lo que facilitaría el crecimiento de las industrias ya instaladas en el área, además de atraer la llegada de nuevas empresas.

El Ayuntamiento responde así a las exigencias de SEPES, que supeditó la disponibilidad del suelo al interés de las empresas. En este sentido, la Entidad de Conservación del Polígono Industrial Las Atalayas -conformada por los propietarios de las parcelas y las industrias presentes en el área- justificó, en un escrito dirigido al Consistorio en febrero, la urgencia de contar con, al menos, 140.000 m2 de nuevo suelo industrial. Esta reclamación está basada en las demandas de una docena de empresas que operan en el polígono.

Dos alternativas de ampliación

Según un informe elaborado recientemente por la concejalía de Urbanismo, se prevén dos posibilidades viables para la ampliación de Las Atalayas, en función de los terrenos liberados. La primera propuesta, consistente en expandir el polígono por su parte este, permitiría disponer de nuevo suelo industrial a corto plazo, habilitando así una nueva extensión de 166.000 m2.

Una segunda opción apunta al desarrollo por la zona sur, donde se ganarían algo más de 124.000 m2, si bien este proyecto podría presentar una mayor dificultad técnica debido a la orografía del terreno y la presencia de dos cauces próximos, lo que exige el desarrollo de estudios previos, así como unos costes y plazos de ejecución más elevados.

Situado junto a la autovía A-31 Madrid-Alicante, con una superficie total de 121 hectáreas, el polígono de Las Atalayas cuenta en la actualidad con 166 empresas, la mayor parte dedicadas al comercio, la construcción y los servicios. Aunque la zona comenzó a urbanizarse en 1973, no fue hasta los años noventa cuando se consolidó como una de las áreas industriales más importantes de la ciudad.

Esta reunión de trabajo se suma a la celebrada en enero entre el Ayuntamiento y la propia Entidad Estatal de Suelo, donde participó el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri. De esta forma, continúa el proceso para facilitar la actividad de las empresas en la ciudad, dentro de la estrategia municipal para el impulso y el desarrollo de la economía, así como la creación de empleo.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante