La Guardia Civil ha detenido a tres miembros de una misma familia por robar, supuestamente, más de dos toneladas de almendras en Sax (Alicante), según ha informado la Comandancia en un comunicado.

Los detenidos son tres españoles de 19, 27 y 60 años, vecinos de esa misma localidad, a quienes se imputan los delitos de hurto, apropiación indebida y simulación de delito.

A comienzos del mes pasado, los agentes de la Guardia Civil de Sax tuvieron conocimiento de varios episodios de sustracciones de almendra en diversas explotaciones agrícolas de la vecina localidad de Biar.

El pasado día 7 de septiembre fueron sustraídos 600 kilos y al día siguiente otros 1500.

En este segundo caso, los autores fueron sorprendidos in fraganti por el propietario del terreno, quien les recriminó lo sucedido y les solicitó que le acompañaran a dependencias de la Guardia Civil para esclarecer la situación.

Los autores, aprovechándose de la avanzada edad del perjudicado y de su buena fe, le hicieron creer que efectivamente le iban a acompañar y, en un momento de distracción del propietario, se montaron en la furgoneta, cargada aun con toda la mercancía, y se marcharon del lugar a toda prisa.

Los agentes comenzaron una investigación y centraron sus sospechas en el propietario de dicha furgoneta denunciada, determinando finalmente la falsedad de la denuncia, habiendo sido esa supuesta sustracción una simulación de delito, con la única intención de dificultar la labor policial.

Esta persona y su entorno fueron sometidos a una “incesante y discreta vigilancia”, la cual rápidamente dio los frutos esperados.

Prácticamente a diario, y en horario matutino, los vigilados recorrían numerosas explotaciones agrícolas del interior de Alicante, unas veces para estudiar el terreno y otras para, directamente, sustraer las almendras.

Los autores intentaban circular siempre por carreteras secundarias y camino rurales, evitando así la posible presencia policial en vías de comunicación principales.

Gracias a estas vigilancias, se han esclarecido también otros hurtos ocurridos en las localidades de Castalla y Monóvar y se ha logrado recuperar parte de la almendra sustraída, que se estima que asciende a más de 2.500 kilos, y está valorada en unos 3.000 euros aproximadamente.

Por todos estos hechos, se ha detenido a tres españoles de 19, 27 y 60 años, miembros de una misma familia de etnia gitana, vecinos de Sax, a los que se les imputan los delitos de hurto, de apropiación indebida y de simulación de delito (por la denuncia falsa de la furgoneta).

Los detenidos ya han sido puestos a disposición judicial, quedando en libertad provisional con cargos.

La furgoneta ha sido intervenida judicialmente, por haber sido el medio utilizado para la comisión de los hechos delictivos.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante