Noticias de Alicante y provincia

martes, 29 noviembre 2022

Salvan la vida a un bebé que sufrió un atragantamiento en Alicante

Los padres del menor mientras circulaban en su vehículo advirtieron que el bebé se estaba asfixiando y requirieron a los agentes que vieron su paso en vía pública.

Agentes de la Policía Nacional salvaron, el pasado miércoles y en pocas horas, la vida de un varón de cuarenta años de edad que había sufrido un infarto en su domicilio y la de un bebé que había sufrido un atragantamiento mientras iba a bordo de un vehículo con sus padres.

El auxilio al bebé de 10 meses

- Advertisement -

El primero de los auxilios humanitarios realizados por los agentes pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante, ocurrió cuando mientras circulaban patrullando por las calles de Alicante fueron requeridos por los padres de un bebé de diez meses que, angustiados por la grave situación, pidieron auxilio a los agentes al estar sufriendo su bebé un atragantamiento.

Rápidamente los agentes solicitaron a través del CIMACC – SALA 091 asistencia médica urgente al lugar, y acto seguido asistieron al menor. El padre entregó el bebé a los agentes quienes, sin demora y comprobando que presentaba claros síntomas de asfixia, con un tono de piel amoratado y con las vías respiratorias obstruidas por algún tipo de objeto o cuerpo extraño, realizaron al menor la conocida como maniobra de Heimlich, específica para bebés, que difiere de la que se realizaría a un adulto.

- Advertisement -

Al realizar dicha maniobra al bebé, enseguida comenzó a expulsar abundante mucosidad y a recobrar el tono de piel habitual, respirando tras esto con normalidad.

A los pocos minutos llegó la asistencia sanitaria solicitada, una ambulancia SAMU, que se encargó de comprobar en profundidad el estado del bebé, que fue trasladado finalmente al Hospital VITHAS MEDIMAR para una valoración pediátrica, siendo dado de alta la misma tarde del suceso tras su favorable evolución.

El auxilio al varón de 40 años

El segundo de los auxilios humanitarios tuvo lugar cuando mediante una llamada al CIMACC – SALA 091 de Alicante se alertaba de la petición de auxilio por parte de una mujer desde el balcón de una vivienda de una conocida calle de la ciudad de Alicante.

Al lugar acudieron rápidamente dos dotaciones de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana quienes, una vez en el lugar, encontraron en la vía pública a un varón inconsciente y en situación de parada cardiorespiratoria.

Rápidamente, los agentes comenzaron a practicarle las técnicas de reanimación cardiopulmonar (R.C.P.), comunicando tal extremo al CIMACC – SALA 091 de Alicante y solicitando que comisionaran una ambulancia medicalizada al lugar.

Los agentes realizaron las técnicas de reanimación al varón, quien por un momento recobró el pulso y la respiración, pero instantes después el varón entró de nuevo en parada cardiorespiratoria, por lo que los agentes continuaron realizando las maniobras de RCP hasta la llegada al lugar de un indicativo sanitario SAMU.

Una vez llegó el SAMU al lugar, los agentes colaboraron estrechamente con los servicios médicos y continuaron realizando la RCP al varón siguiendo las instrucciones dadas por los integrantes del SAMU, hasta que consiguieron estabilizarlo y fue trasladado por la ambulancia al Hospital General de Alicante con vida.

Tras entrevistarse con la mujer del afectado, ésta manifestó que su marido llegó al domicilio y se encontraba con malestar general, sintiendo un fuerte dolor en el pecho y en el brazo izquierdo, por lo cual decidieron salir del domicilio para asistir a urgencias, sin embargo, a la salida del domicilio su marido perdió el conocimiento y se desmayó, por lo que, dado que tenía conocimientos de primeros auxilios, comenzó a realizarle una primera asistencia comprobando que carecía de respiración y pulso.

El varón, de 40 años de edad y de nacionalidad colombiana, continúa actualmente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Alicante a la espera de evolución.

Estas dos actuaciones demuestran una vez más que la labor de los agentes de la Policía Nacional no solo se refleja a nivel profesional sino también a nivel humanitario, actuando en cualquier momento y lugar en el que el ciudadano lo necesite.

La Policía Nacional mantiene una constante formación a lo largo de toda su carrera profesional impartiendo cursos de reanimación cardiopulmonar, sobre el uso de desfibriladores, así como otras maniobras de primeros auxilios como la mencionada maniobra de Heimlich, siendo de sumo interés tanto a nivel profesional como personal y consiguiendo así los conocimientos necesarios para poderlos aplicar en caso de urgencia en cualquier momento que se les requiera, encontrándose o no de servicio.

CatalàEspañol