pozo

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) del Ayuntamiento de Alicante, ha rescatado hoy a una persona de 80 años, que por causas que se investigan, se ha precipitado al interior de un pozo de treinta metros de profundidad, situado en el jardín de una vivienda de en la Calle Concha Espina.

Según fuentes del SPEIS los hechos han ocurrido esta mañana cuando una persona ha llamado al 112 sobre las 9,30 horas alertando de la caída de una persona en un pozo, de inmediato se han desplazado dos patrullas de la Policía Local de Alicante y dos dotaciones de bomberos junto con la Unidad de Rescate en Montaña, y un SAMU.

Los bomberos a su llegada comprueban que en el interior del pozo a una altura de unos seis metros se encontraba una mujer sujeta a una manguera que se había precipitado, y debido a la gravedad de la emergencia ya que no tenía fuerzas deciden intervenir con mucha celeridad coordinando un rescate muy rápido para lograr sacarla utilizando una escalera en el que participan también los agentes de la policía local.

El rescate ‘in extremis’ realizado por los bomberos ha logrado salvar la vida de esta persona, y para sacarla del pozo se ha introducido un bomberos que ha bajado por el hueco de la fosa hasta donde se encontraba a una altura de seis metros. La mujer estaba cansada ya que llevaba unos veinte minutos sujeta a la manguera, y el bombero la ha tranquilizado para lograr asegurarla con un arnés, y conseguir así coordinar su rescate desde el exterior con los bomberos y la policía, ayudado desde el interior por el bombero sumergido para lograr sacarla con celeridad.

Asimismo informar que la herida en todo momento se encontraba consciente y ha sufrido contusiones de la caída, una vez en el exterior tras ser rescatada es atendida por los servicios sanitarios y trasladada a un centro hospitalario.

La Policía Local de Alicante ha señalado que según las primeras investigaciones la mujer se podría haber precipitado al ceder una de las trapas que se encuentra en el jardín de la vivienda.