Noticias de Alicante y provincia

martes, 7 febrero 2023

Puig firma el inicio de obras de la Ciudad de la Justicia de Alicante

Las obras de la sede durarán 33 meses y supone la mayor inversión que hace la Generalitat en una estructura judicial en los últimos 20 años

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha rubricado el inicio de las obras de la Ciudad de la Justicia de Alicante, Rafael Altamira. El acto de firma de replanteo que ha tenido lugar este lunes 16 de enero da comienzo a la «mayor inversión que hace la Generalitat en una estructura judicial en los últimos 20 años».

- Advertisement -

Alicante tardará 33 meses en ver completamente finalizada la nueva Ciudad de la Justicia en el barrio de Benalúa, en Alicante, frente al actual Palacio de Justicia. Por lo que entrará en servicio, como máximo, a finales de 2025.

El nuevo edificio costará un total de 72,7 millones de euros, de los que se aportarán 14,5 en este 2023. Un complejo que prestará «un mejor servicio» a las 400.000 personas del partido judicial de Alicante, y que acabará con la dispersión actual de en las 10 sedes diferentes de sus órganos y servicios, ya que albergará la mayoría de los órganos judiciales de Alicante, ha subrayado Ximo Puig.

- Advertisement -

Entre los servicios ciudadanos recuerda el presidente, que se prestará atención integral a las víctimas de violencia de género, también albergará gabinetes psicosociales, entre otras oficinas. La culminación de la Ciudad de la Justicia es un proyecto anunciado pero no ejecutado desde hace dos décadas. Ahora comienza a tomar forme real, bajo también parámetros de accesiblidad y sostenibilidad.

Sigue a otras reformas acometidas en la provincia en materia de infraestructuras judiciales como el nuevo edificio judicial de Villajoyosa, la ampliación de los juzgados de Torrevieja o las sedes de Denia y Villena que se acometerán este año. En este sentido ha recordado que una de cada cinco personas en la Comunitat recurren a algún tipo de procedimiento judicial.

Ha hecho balance el president de las iniciativas de Generalitat Valenciana en materia judicial, como la triplicación de presupuestos para la justicia gratuita, con un plan de infraestructuras que supera los 200 millones y este año el presupuesto alcanza a 87 millones. Ha destacado como las dos obras emblemáticas de esta legislatura esta y la del Tribunal Superior de Justicia, ya en marcha también.

El jefe del Consell se ha referido, asimismo, a «un servicio único en España que son estas oficinas de atención las víctimas de violencia de género» y ha explicado que, desde su apertura, en poco más de un mes se ha atendido a 91 mujeres.

Rafael Altamira

Por otra parte, ha aludido al nombre de la nueva Ciudad de la Justicia Rafael Altamira para hacer justicia a «un humanista alicantino una personalidad jurídica uno de los españoles injustamente menos conocidos en relación a aquello que aportó». Y ha recordado que participó en el nacimiento de la Corte Permanente de Justicia Internacional de La Haya.

«Aquello fue también un primer paso, pero culminó con un hito universal que este año nos congrega especialmente y es la Declaración de Derechos Humanos que este año cumple 75 años (…) Esta nueva Ciudad de la Justicia facilitará desde luego una sociedad más justa y lo hará desde la perspectiva de Altamira: Las personas en el centro y la justicia siempre fortalecida», ha finalizado durante el acto de firma de replanteo de la obra.

Características de la sede

La sede tendrá 47.000 metros cuadrados y contará con nueve plantas, semisótano, dos sótanos y aparcamiento. Se ha diseñado para que pueda cubrir la ampliación de la planta judicial alicantina en el futuro y es completamente accesible y energéticamente sostenible.

En vez de un volumen compacto, será un conjunto abierto al espacio urbano con recorridos internos cubiertos, pero no cerrados, que se articulan en torno a un gran patio central alrededor del cual se despliegan las dependencias para los distintos órganos judiciales y los servicios que precisan para su óptimo funcionamiento.

CatalàEspañol