fbpx

El 95% de la Policía Local no sabe nada sobre la 2ª dosis de Astrazeneca

Desde los sindicatos SPPLB y FESEP explican que se enteran de los cambios en la vacunación por los medios de comunicación.

De los más de 500 efectivos de la Policía Local de Alicante solo un 1% han sido vacunados con Pzifer o Moderna. Son los trabajadores que tienen más de 55 años.

Los altos mandos, intendentes y comisarios son los únicos que podrían recibir la segunda dosis, tal y como señala Sanidad, por ser mayores de 60 años. El resto de policías locales han recibido Astrazeneca. 

En el caso de los bomberos ocurre prácticamente lo mismo. Son cuerpos en los que pueden jubilarse de forma voluntaria a los 59 años. Es decir, casi la plantilla al 100% ha sido vacunada con Astrazeneca. 

Se enteran de los cambios por los medios

Desde el Sindicato de Policías y Bomberos (SPPLB) afirman sentirse “desconcertados ante tantos cambios con la vacunación”. E insisten en que nadie les ha informado de nada. “Nos enteramos por los telediarios”, indican.

Sorprende bastante que estos trabajadores, que están en primera línea y en contacto directo con ciudadanos, no sepan aún ni cuándo les van a poner la segunda dosis. Ni si se la van a poner siquiera. “Nadie nos llama para informarnos ni para, al menos, darnos tranquilidad”, lamentan.

“A veces, tenemos que ir a casas a levantar a personas mayores que se han caído y están tiradas en el suelo. Y lo hacemos sin saber si tienen COVID”, señalan desde el Sindicato. Además, recalcan que no tienen unos trajes de protección especial, como disponen los bomberos, cuando entra un aviso de posible caso de COVID en algún hogar. “Entramos con la mascarilla y ya está, no tenemos más”, aclaran desde SPPLB.

Sin cita para la segunda dosis

Desde el Sindicato aseguran que “nadie les ha citado para una segunda dosis”. Tampoco les han explicado qué nivel de inmunidad tienen con la primera, algo que obviamente les preocupa. Y no es para menos, puesto que están en contacto directo no solo con personas a las que deben atender como en los casos citados anteriormente, sino en accidentes de tráfico o, en el peor de los casos, con posibles delincuentes que no mantienen distancia alguna. Y, en ocasiones, hasta se les encaran o les intentan agredir.

Por otro lado, desde la Confederación de Sindicatos de Empleados Públicos (FESEP) denuncian también en un comunicado este “nuevo frenazo en la vacunación masiva de la mayoría de los colectivos que representan, entre ellos, policías locales, bomberos y profesores. 

“Están jugando con la salud de miles de empleados públicos”

FESEP

¿Qué va a ocurrir con la segunda dosis?

Aún es una incertidumbre. Tal y como explicó ayer en una comparecencia la consellera de Salud Pública, Ana Barceló, tienen de tiempo hasta junio para valorar si necesitan esa segunda dosis y, en caso afirmativo, de qué marca la recibirán.

Pero el no saber si les inocularán una segunda dosis de ”una vacuna que cada vez más está en tela de juicio”, o, por otro lado, les pondrán otra de una farmacéutica diferente, está generando a los cuerpos de seguridad una situación de estrés y malestar, como señalan ambos sindicatos.

Como sus compañeros de SLPPB afirman estar “totalmente desinformados”, y señalan que “no pueden confiar en el criterio sanitario de los políticos con este tipo de actitudes”. Por todo ello, exigen a la Consellería más transparencia con respecto a la vacunación de Astrazeneca, puesto que han de recibir la segunda dosis máximo a primeros de junio.

Artículos relacionados

CatalanSpanish