Noticias de Alicante y provincia

domingo, 3 marzo 2024

Tres de cada cuatro menores exceden el tiempo recomendado de uso de pantallas

El Instituto Tecnológico de Producto Infantil y Ocio advierte de este exceso también en bebés, pese a que no deberían ser expuestos, así como hábitos crecientes de sedentarismo

Un estudio del Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio (AIJU) presentado este viernes, 1 de diciembre, pone de manifiesto la normalización de un uso excesivo del móvil y otras pantallas entre los menores. Las cifras, que se extraen de una encuesta a 600 familias españolas con hijos e hijas de 0 a 11 años, elevan al 75% el número de niños y niñas que superan el tiempo máximo frente a pantallas recomendado por expertos y advierte de una tendencia al sedentarismo de las nuevas generaciones.

Por franjas de edad, alcanza el 88% en los pequeños y pequeñas de entre 4 y 6 años pero al 84% de los bebés de 1 a 3 años se les ofrecen estas distracciones tecnológicas durante una cantidad de minutos que también resulta perjudicial. Datos que ponen sobre alerta al Instituto, porque además el hábito se comienza en la primera infancia. “Estamos hablando no solo de psicólogos o educadores, sino también de pediatras, de médicos que nos están diciendo que el consumo de pantallas de los niños de 0 a 2 años debería ser cero”, explica Pablo Busó, coordinador del área de Investigación Infantil en AIJU.

Busó contextualiza que cuando los expertos hablan del juego infantil, siempre hablan de tiempos mínimos de juego, es decir “de un valor mínimo hacia arriba”, pero en el caso de las pantallas es diametralmente opuesto, “nos hablan de valores máximos es decir, no deberíamos consumir unas pantallas más del tiempo recomendado“.

El uso excesivo de pantallas se asocia a comportamientos de agresividad, déficit de atención, e hiperactividad, así como con peor función ejecutiva, desarrollo cognitivo y obesidad, explican desde AIJU. Los niños y niñas están frente a las pantallas una media de 1 hora y 41 minutos al día, lo que supone un aumento de 6 minutos con respecto a antes de la pandemia”.

Como las pantallas llegaron para quedarse, Busó recomienda a padres y madres, como educadores, “acompañarles y enseñarles que hay unos contenidos que son adecuados para ellos y otros que no” pero también “evitar los juegos pasivos“, en la medida de lo posible. Los que requieran solamente sentarse frente a los dispositivos y “hacer juegos con tecnología que puedan ser más activos, que requieran cierta actividad y cierto esfuerzo por parte del niño, como por ejemplo pudiese ser la robótica o la programación“.

La pandemia trajo consigo también un mayor tiempo de juego al aire libre, algo que se mantiene, según este último estudio. No obstante, el 45% de la población infantil juega menos tiempo del que debería en la calle. De media se dedica 1 hora y 7 minutos al día, lo que supone un incremento de 12 minutos con respecto a la etapa prepandémica.

La clave es el juego variado en la infancia

El responsable de investigación recomienda fomentar un juego variado que ayude a las pequeñas y pequeños a desarrollar distintas habilidades. “No es que haya unos juegos que tengan más beneficios que otros”, aclara. Un juego de mesa puede favorecer las funciones ejecutivas para seguir instrucciones y la comunicación entre iguales e intergeneracional; los peluches y muñecas, la afectividad e, incluso la seguridad para establecer buenas pautas de sueño. “Nuestra recomendación es intentar producir un juego equilibrado tanto de interior como de exterior como individual como colectivo, pues con cada uno de ellos se fomentarán una serie de habilidades en la infancia”.

Desde AIJU también se valora la progresiva tendencia del mercado de producir muñecos inclusivos. Hasta ahora estos productos se fabricaban hacia un canal de ventas educativo y didáctico, pero ha dado el salto al canal general, algo que considera “muy positivo” Pablo Busó para la sociedad. Lo que se busca mostrar con el diseño universal es que todos los niños y niñas tienen capacidades diferentes y destaca que el objetivo debe ser que “cualquier niño con cualquier característica o cualquier capacidad pueda jugar de manera libre y se puedan producir un juego integrador entre todos”.

Jugar ocupa el 34% del tiempo de menores, las pantallas el 24% y el deporte el 18%

El estudio ha sido presentado hoy junto a la 33ª edición de la Guía AIJU 2023-2024 y que pone el foco en el juego como un aspecto fundamental para el bienestar infantil, considerado por las familias como una actividad mucho más positiva que el tiempo que los niños y niñas pasan viendo la televisión, jugando con el móvil/ Tablet o con los videojuegos.

El acto de presentación de esta edición 2023-2024, que ha tenido lugar en AIJU, ha reunido a todos los actores del sector juguetero nacional y ha contado con la presencia del President de la Generalitat, Carlos Mazón; la consellera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, Nuria Montes; el secretario autonómico de Industria, Comercio y Consumo. Felipe Carrasco; el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor y el director de AIJU, Manuel Aragonés.

Según ha señalado el coordinador del área de Investigación Infantil en AIJU, Pablo Busó, durante su intervención, la principal actividad que realizan los niños/as en su tiempo de ocio es jugar (34% del tiempo). El consumo frente a las pantallas les ocupa un 24% de su tiempo, seguido de hacer deporte (18%), hacer deberes (10%), otras actividades extraescolares no deportivas (7%) y la lectura (7%).

“Un 96 por ciento de las familias participantes en el estudio piensan que los principales beneficios del juego son la creatividad, seguido de la diversión y el entretenimiento, la salud mental y la autonomía y desarrollo psico-motor y solo el 56% de las familias afirma que aprovecha cualquier oportunidad para jugar con su hijo/a, mientras que el 46% afirma que pasan algunos días sin que hayan tenido tiempo para jugar con sus hijos/as”, ha explicado Pablo Busó.

Asimismo, el estudio recoge que el 38% de los niños/as practica deporte o ejercicio físico menos del tiempo recomendado por los expertos, alcanzando un 45% en el tramo de 10 a 12 años.

Además, el 75 por ciento de los niños y niñas supera el límite de tiempo máximo de exposición a las pantallas recomendado por los expertos. Un porcentaje que se eleva hasta un 84% en el caso de menores entre 1 y 3 años de edad y hasta un 88 por ciento en la franja de edad de 4 a 6 años.

Beneficios del juego en la infancia

Está demostrado que el juego es fundamental para el correcto desarrollo de las niñas y niños, actuando como una gran herramienta de prevención de muchas de las enfermedades físicas y mentales que están en auge en la etapa adulta y adolescencia, como clara consecuencia de una evolución hacia un estilo de vida con un déficit del tiempo de juego y un aumento del tiempo de exposición frente a las pantallas

En este sentido, el juego al aire libre fomenta la actividad física y reduce los síntomas de depresión en niños/as y adolescentes y se relaciona con una alimentación más saludable. Además, fomenta el desarrollo de una buena salud física, mejora la imaginación, la memoria y la autoconfianza, facilita la sociabilidad y mejora el rendimiento académico.

Por otro lado, la falta de juego al aire libre está relacionada con un aumento del Índice de masa corporal (IMC) hasta niveles de sobrepeso en niños y niñas e incluso con la miopía y, un tiempo excesivo de pantallas, se asocia a comportamientos de agresividad, déficit de atención, e hiperactividad, así como con peor función ejecutiva, desarrollo cognitivo y obesidad.

La Guía AIJU 2023-2024 es un proyecto financiado por el IVACE, a través de la línea GVA 2023, para potenciar la capacidad y actividad de AIJU, así como para desarrollar excelencia en materia de I+D, difundir los resultados de las investigaciones realizadas y facilitar e impulsar la transferencia de conocimiento a las empresas de la Comunidad Valenciana.

Cabe destacar que, actualmente, continúa siendo la única guía existente en el contexto nacional avalada por instituciones de consumo en la que sólo se recomiendan productos que han superado estudios pedagógicos y de usabilidad con más de 100 horas de juego libre. En esta edición, han participado 37 grupos de empresas y fabricantes que han aportado, para su estudio, un total de 133 productos, de los que se han seleccionaron 129 para aparecer en esta Guía.

Para facilitar su localización y consulta, los juguetes recomendados en esta guía se han clasificado por temáticas, teniendo en cuenta los diferentes insights y los aspectos psicopedagógicos que desarrollan y dentro de cada bloque por edad. Además, como novedad, esta edición incluye una introducción de categoría con una ficha que aporta los datos sobre dónde, cómo, con quién o a qué juegan los niños y niñas.

Asimismo, según el director de AIJU, Manuel Aragonés, “la selección de los productos que aparecen en esta Guía forma parte de un largo proceso de observación, análisis y valoración que se coordina desde AIJU y pretende ser un instrumento de ayuda al consumidor, contando con la observación y valoración de esos juguetes por ludotecarios, educadores, psicólogos, pedagogos y expertos en juego infantil, analizando y sintetizando toda la información desde el punto de vista experto, familiar y evolutivo del propio niño/a

Por su parte, el director general de AEFJ, José Antonio Pastor, ha destacado que esta nueva edición de la Guía “constituye una valiosa herramienta para orientar a padres, profesores y educadores en general en la difícil tarea de seleccionar los juguetes adecuados para cada niño, pues no solo proporciona información sobre los beneficios y áreas de desarrollo que potencia cada uno, sino que va más allá al definir los valores que estimulan y que están alineados con los principios de sostenibilidad, integración y diversidad con los que los juguetes se comprometen en la consecución de un mundo mejor”.

Primera edición de los Premios Toy Lab

Como novedad, este año, durante la presentación de la Guía se han concedido por primera vez los Premios Toy Lab, en sus diferentes categorías: mención Especial, Strem, Artistas, Vida Saludable, Sostenibilidad y Jugar para el cambio (Igualdad de género, accesibilidad y multiculturalidad).

El objetivo de este premio es el de reconocer el esfuerzo realizado por las empresas en la promoción del valor educativo del juguete y para ello se ha contado con la colaboración del jurado más estricto, formado por más de 600 familias con hijas/os de 0 a 11 años de edad.

Inauguración del Toylab Experience, un espacio de juego para niños y niñas

El Instituto Tecnológico del producto infantil y de ocio–AIJU ha aprovechado la presentación de la Guía Aiju 2023-24 para inaugurar, de forma oficial, su “Toylab Experience de AIJU”, el centro internacional de innovación para la infancia de AIJU, un espacio de juego para niños/as que tiene como principal objetivo transmitir a la sociedad la importancia del juego en la infancia, a través de informaciones basadas en metodologías científicas.

Se trata de un espacio de más de 230 metros cuadrados de juego, en el que los niños/as pueden jugar libremente o participar en divertidos talleres de innovación y participación ciudadana a través de la aplicación de dinámicas de juego (gamificación) relacionadas con temáticas como ciencia, sostenibilidad, vida saludable, arte o jugar para el cambio (accesibilidad, igualdad de género y multiculturalidad).

En él, se fomenta la participación de los menores como ciudadanos, permitiéndoles influir y ser escuchados en los aspectos que les afectan en su día a día como, por ejemplo, la distribución de las áreas de juego del patio de un colegio, el diseño de los parques infantiles de pueblo o barrio, etc.

Además, en el “Toylab Experience” se difunden los principales resultados de las investigaciones de AIJU, de una manera divertida y adaptada a los más pequeños, trabajando la concienciación social, con especial atención a los problemas derivados en la infancia por la falta de tiempo de juego.