Noticias de Alicante y provincia

martes, 5 marzo 2024

Liberan a una persona secuestrada durante dos día en Calpe

Los captores contactaban con su pareja por video llamada y exigían un rescate de 100.000 euros para su liberación

La Guardia Civil, a través de la denominada operación “Ejani”, ha liberado a una persona de 24 años, que ha permanecido secuestrada durante dos días en la localidad alicantina de Calpe, en los que sus captores contactaban con su pareja por video llamada exigiendo un rescate, con el fin de coaccionarla mientras amenazaban de muerte a la víctima. 

La operación se inició cuando los agentes recibieron información sobre la posible comisión del secuestro de una persona, en la que solicitaban a la pareja de la víctima 100.000 euros antes de que se cumplieran 48 horas para liberarla o llevarían a efecto su amenaza de muerte.

Ante estos hechos, los agentes iniciaron una investigación del suceso, comprobando que la pareja de la víctima había recibido una video llamada de los captores como prueba de que lo tenían secuestrado. Con toda la información recopilada, los guardias civiles comprobaron que el lugar en el que se encontraba retenida la víctima era un domicilio de Calpe.

Dada la gravedad de las amenazas, ya que la hora impuesta por los secuestradores llegaba a su límite, los agentes accedieron al domicilio donde se encontraba la víctima donde fue localizada en buen estado.

Durante el registro del domicilio, los investigadores consiguieron detener a tres de los autores, junto con varias armas blancas con las que amedrentaron a la víctima. Otros dos autores más fueron detenidos a los pocos minutos en las proximidades de la vivienda, ocultos en una furgoneta.

Los detenidos, a los que se les imputa el delito de secuestro, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de Denia, quien decreto la libertad con la imposición de medidas cautelares.

Importancia de denunciar hechos similares con la mayor celeridad posible

Desde la Guardia Civil se incide en la importancia de denunciar hechos como este con la mayor premura posible, presencialmente en el acuartelamiento la Guardia Civil más próximo o llamando por teléfono al 062.

Si un familiar ha sido secuestrado, mantenga la calma, trate de tener desocupados los teléfonos en los que es probable que le contacten y prepárese para recibir la llamada de los secuestradores; no les lleve la contraria, pero tampoco acceda inmediatamente a las peticiones. Trate de trasladarles la imposibilidad de hacer inmediatamente el pago requerido y ponga en conocimiento de los agentes lo más pronto posible las instrucciones que ha recibido.