El padre de los niños muertos en Godella: “Están todos muertos”

Dos niños han aparecido muertos en Godella, la madre ha sido detenida.

Juega Limpio Orihuela

La Guardia Civil ha encontrado muertos a los dos menores, un niño de tres años y medio y una niña de cinco meses, desaparecidos en Godella, en el área metropolitana de Valencia, después de una discusión de sus padres. Después de ser interrogados en el cuartel de Montcada “con poco éxito”, según ha relatado el delegado de Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, la madre ha conducido a los agentes hasta el lugar donde se han encontrado los cuerpos de los pequeños.

Según han explicado, dos vecinos de la localidad pusieron en alerta a las fuerzas de seguridad después de “escuchar gritos” y ser testigos de como el padre corría tras la madre, semidesnuda. Inicialmente, según las mismas fuentes, se dio por desaparecida a la madre y a los dos hijos, pero la Guardia Civil localizó en una zona próxima a la vivienda a la mujer con vida -no se ha informado sobre su estado- con la intervención de varias patrullas con perros. A consecuencia de esta pelea, la mujer abandonó el domicilio familiar y el hombre se quedó con los niños, aunque de momento se desconoce qué ha podido ocurrir después, han indicado las mismas fuentes.

Este hecho ha sacudido la localidad de Godella y toda comarca de l’Horta. Todo ha empezado cuando una discusión de los padres ha hecho que un vecino de la localidad posara en alerta a las fuerzas de seguridad después de ser testigo del altercado cuando vio a la mujer corriendo semidesnuda y al padre persiguiéndola con una pistola.

“No se preocupen. Están todos muertos”

Los padres fueron interrogados por la Guardia Civil en el cuartel de Montcada “con poco éxito”, se ha desplegado un inmenso operativo para encontrar los menores en los alrededores de Godella. Los padres, de unos 30 años, él belga y ella mexicana, estaban ocupando una vivienda de forma presuntamente ilegal, fueron poco colaboradores y esto ya disparaba las sospechas de los efectivos de rescate.

“Moriréis todos”

En el domicilio, los guardias civiles ya habían encontrado inicialmente rastros de sangre, en la piscina y en una caseta, aunque sin encontrar a los niños. Los dos presentan algún tipo de desequilibrio mental, según han informado desde la Guardia Civil. En sus declaraciones, él ya había dicho: “No se preocupen. Están todos muertos”. Ella, por su parte, había hablado de “resucitar” a los niños y de la necesidad de “bucear”. En uno de los muros de la casa han encontrado una pintada con unas palabras similares a las que ha dicho el padre: “Moriréis todos”.