fbpx

Villena Capital

El Alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán, reflexiona en el ecuador de la legislatura, sobre los dos años de trabajo y el futuro de la ciudad

Ahora que estamos a la mitad de la legislatura, con una pandemia por medio, seguimos pensando en el mismo mantra con el que empezamos este mandato en 2019: Villena Capital.

Esta afirmación no es sólo una constatación geográfica, nuestra ciudad como capital comarcal y núcleo urbano fundamental en el territorio de interior de la provincia. Quiere decir más cosas, capital entendido como el objeto y el objetivo más importante de todas las decisiones, alejado de la trifulca y del ruido político y partidista.

Capital como vital, impulso de todas las acciones para trabajar hacia el interior y potenciar hacia el exterior. Capital como concepto donde nos hemos movido en estos dos años de legislatura en los que hemos invertido esfuerzo, sacrificio y mucho trabajo. Conocedor de que aún queda, para llegar a nuestras metas, más esfuerzo, más sacrificio y más trabajo que haremos a lo largo de los siguientes 24 meses. 

Nuestro primer objetivo fue desde un principio actualizar la situación interna del Ayuntamiento de Villena que venía adoleciendo de un raquitismo de personal que hacía la gestión lenta e imprecisa por falta de medios. La buena voluntad y el trabajo diario y titánica de la plantilla no era suficiente por la falta de personal que sufría nuestra administración local.

En la actualidad, se han incorporado más de 30 personas a suplir esa carencia, desde policías locales hasta personal en distintas áreas fundamentales para nuestro funcionamiento ordinario. Aún queda mucho en este ámbito, pero hemos avanzado sobremanera. Un esfuerzo que se ha completado con la contratación de servicios muy importantes como ha sido el refuerzo para Parques y Jardines. 

Entre tanto, nos llegó la pandemia. El equipo de gobierno, la oposición y el conjunto de la plantilla municipal reaccionamos para establecer las medidas y mecanismos que permitieran a la población sentirse a salvo. En este concepto, desde el Ayuntamiento se puso en marcha tres planes denominados Reactiva con la colaboración, en uno de ellos de la Diputación.

Activamos una iniciativa de apoyo al comercio con la campaña Teleempatía, uno de los premios al consumo mejor dotados de España. Unos planes de ayudas que se han completado con otros, como el Plan Resistir de la Generalitat, la Diputación y el propio Ayuntamiento. Sí, sé muy bien que – aunque sea partidas importantes – nunca es suficiente para sectores y empresas que han visto sus ingresos reducirse a cero. Pero hemos intentado que pudiera navegar esta crisis. Y ahora intentaremos que Villena cobre su velocidad de crucero activando nuestro potencial como capital. 

Como Capital Comercial, con la reforma urbana que comenzará en los próximos meses en la Avenida de la Constitución, dentro de un marco más ambicioso de crear un Centro Comercial Urbano en el conjunto de nuestro municipio. Cambios urbanos que pasan por eliminar uno de los pasos de peatones y desarrollar nuevo suelo comercial que impulse nuestra oferta. Además, de desplegar un paquete de reformas de vías y calles, renovación de la red de agua y saneamiento, recuperación de espacios públicos y la construcción de nuevas dotaciones. 

Capital Social apostando por la dotación de servicios esenciales, desde los más básicos para colectivos en riesgo de exclusión social hasta los más específicos que pasan por mejorar la oferta y dotación educativa, nuestra política deportiva, y nuestros servicios sociales al completo. 

Capital Cultural, que ya lo somos, pero que pensamos que podemos consolidar con nuestra oferta gracias a la acción en esta materia de nuestro Teatro Chapí y nuestra Casa de la Cultura, que completa la sociedad civil, la Sede Universitaria, nuestros creadores, nuestros músicos y nuestras fiestas. Las fiestas de Villena, en todas sus versiones como una dimensión de nuestra ciudad, como nuevos mejores embajadores de todo lo bueno. 

Villena como Capital Logística e Industrial. La zona de actividades logísticas está en marcha, nuestro proyecto de Puerto Seco está muy desarrollado. La respuesta del sector privado, que ve en este proyecto cosas concretas y oportunidades de negocio, nos posiciona como punto neurálgico. Villena como cruce de camino y como tierra de oportunidades. Son muchos los sectores, además de los tradicionales, los que se abren paso para generar empleo y riqueza. 

Y Villena, como Capital Turística del Interior. El trabajo en esta área está dando sus frutos, a pesar del impasse vivido durante la pandemia. Villena está trabajando y trabajará para posicionar nuestra ciudad como un referente en el interior del Mediterráneo. La oferta es sensacional, irrepetible en pocos lugares de España. Nuestra intención es consolidarla. 

Estos son los retos, porque después de dos años de legislatura, Villena debe seguir pensando en el futuro, en los dos años siguientes, que pueden ser determinantes para encauzar la ciudad hacia un futuro mejor, más próspero, de mejor desarrollo, más sostenible, más social y más humano. En definitiva, en aquellas cosas de verdad importantes para mejora la vida de los vecinos y vecinas de Villena. En todo aquello que les es capital.

Artículos relacionados

Lo más leído

CatalanSpanish